Wednesday, June 21, 2017

El libro de piedra



Contrario a la creencia popular, no todas las pelis mexicanas son malas, algunas son muy buenas, como en éste caso, el libro de piedra.

Por alguna extraña razón, vimos casi seguidas ésta obra maestra junto con su modernización.

Ahora cambian a la protagonista que de ser una simple institutriz, pasa a ser una famosa sicóloga infantil de la universidad. Dejando de lado lo cuestionable que resulta idea que es encomendarle a un psicólogo la educación de un infante, algo que resulta cuestionable es que decidiera dejar su trabajo en la universidad por ir a hacerla de niñera. Tal vez la paga era excepcionalmente buena y teniendo en cuenta el salario de los catedráticos no sería tan descabellado.

También resulta decepcionante que la nueva versión al primer bache se cae de ancho y brinca al tren de los fantasmas como fuente de las perturbaciones en la hacienda. En la original nos coquetean al fantasma, mostrando sombras por aquí y por allá, rumores y general el ambiente se iva enturbiando, de un brillante día terminaban corriendo en un obscuro bosque neblinoso, justo conforme la trama se iva complicando y los sucesos sobrenaturales incrementando; y quizá sea éste su mayor fuerte, la maestría con que se maneja éste crescendo de misterio, con sus matices aquí y allá jalando para un lado y otro, dejando al espectador hacer su propia teoría para para culminar en una satisfactoria revelación.

Curiosamente la nueva versión a pesar de ser más corta, se siente más lenta, quizá por las malas actuaciones, desangeladas tomas o un simple flujo menos dinámico de las escenas
También es de notar la utilería de tres pesos me refiero en especial a la estatua tambaleante. Pero bueno, a veces me pregunto ¿cuál es el punto de hacer una nueva versión?, quizá sólo es una excusa para deducir impuestos, arreglos para recibir fondos o símple lavado de dinero, irrelevante, en cualquier caso, la original es un clásico del cine mexicano que ningún fan del horror se debe perder, la nueva, otra vergüenza que cierta manera logró hacer aburrida una obra maestra.

No comments: