Friday, April 28, 2017

Los libros

Hoy comienza la feria del libro, desde que me acuerdo me gustó leer, casi de todo, desde las rancias historias de caballería, realismo mágico y ficción científica que nos recetaban en la escuela hasta los microcuentos que publican los desconocidos. Solía coleccionar libros hasta que me dí cuenta que era más práctico sólo leerlos en pantalla, el libro después de todo sólo es un artículo de lujo que muchos usan para decorar sus habitaciones. 
Mi esposa era escritora, publicaba pequeños escritos, cuentos y poemas acompañados de sus viñetas, se leían tristes, nostálgicos, como ver el parque desde la oficina, ella aseguraba que no eran tristes. Una vez la acompañé una exposición a presentar su libro; recientemente habíamos comprado una camioneta para viajes largos, de esas que tienen un segundo piso con espacio para una cama.
 Luego de su ponencia, la cual por cierto estuvo bastante concurrida, firmó algunos libros, se tomó fotografías y video, terminó exhausta; aunque teníamos reservaciones en el hotel quiso regresar a casa, no habría demasiado problema, pues ella podría dormir en la cama mientras yo conducía, no sería la primera vez que me aventara manejando toda la noche. Ya era tarde, o más bien temprano pues era de madrugada, veníamos por la autopista, me dijo que el movimiento del vehículo le daba pesadillas y no podía dormir, así que busqué un lugar para apearnos, lo encontré en una de las salidas que dan a las rancherías y poblados en los bordes de la vía principal, al menos la salida estaba emparejada y tenía grava, así que ahí me acomodé para no estorbar y estacioné la camioneta.
Antes de que me diera cuenta llegó un grupo de personas, nos saludaron, se trataba de una familia de Armenios, supongo que fueron de los emigrantes que llegaron con el gran éxodo antes de la guerra, me llamaron la atención sus hijas, pues una de ellas parecía albina por sus ojos rojos y cabello totalmente blanco, la otra, por sus facciones podría decirse que era producto de varios matrimonios entre familiares cercanos, tradiciones de su cultura supongo; el padre, hombre delgado, de bigote espeso y sombrero raído, nos contó que era peligroso quedarse al borde de la carretera, y que lo mejor sería que fuéramos hasta el pueblo, que no estaba lejos, les pregunté si querían subir, el hombre aseguró que estábamos muy cerca; ésta familia nos acompañó hasta el pueblo, el cual efectivamente estaba muy cerca, hicimos menos de cinco minutos por terracería, me sorprendió que aún y cuando aún no salía el sol, en las banquetas ya había mujeres vendiendo verduras, uno de los muchachos le comentó a una de éstas vendedoras que debería conseguirle más ajos para que vendiera. Pude estacionarme tras de un restaurante para descansar hasta la media mañana, ahí almorzamos copiosamente varios deliciosos guisos y pan casero acompañados con un incomparable café de olla. Al llegar a casa, mi esposa se fué a la cama por estar cansada del viaje.

No me gusta ir a las exposiciones de libros, suelen ser caros y me atrevería a decir, malos, tal vez sea por la inmensa cantidad de nuevos títulos que se publican, que lo auténticamente bueno queda inmerso en éste mar de mediocridad y culto a la personalidad, más se siente como que la gente famosa escribe porque es famosa y no es famosa porque escribe, como el caso de éste escritor de libros finlandés, el cual tiene más notas acerca de sus terribles elecciones de vida que acerca de sus escritos, los cuales por cierto son muy poco populares, tal vez sea por su estilo o porque simplemente sus contenidos son realmente aburridos, tal vez sea popular por su facilidad para generar polémica mediante sus declaraciones y acciones, como el fomento al programa de "adopta un inmigrante", ese donde la gente recibe en su casa a personas que vienen de países en guerra. La gente para quejarse, compra sus libros para colocarlos bajo los medidores de agua, lo cual sin duda, aumenta mucho sus ventas. También me acuerdo del caso del candidato que luego de ser derrotado en las las votaciones para la presidencia, se alió con otro excandidato para publicar libritos de cuentos, como lo que manejan los hermanos religiosos, para de ésta manera explicar cómo una fuerza exterior influenció los comicios y les negó el triunfo que seguramente llevaría al país a una nueva era dorada.
Quien sabe, en cualquier caso, resulta interesante el gran avance que han tenido las máquinas en éste mercado, si bien recuerdo no ha muchos años, que si sacaban una novela legible resultaba toda una noticia, hace poco me enteré de que había un sitio donde podías comprar novelas por encargo, ésto es se seleccionaba el tema en general y se agregaban palabras clave para dar lugar a una historia única, claro, escrita por máquinas, al momento.
Tenía mucha curiosidad por probar el servicio, así la semana pasada pedí una historia, y sólo para ver que salía, elegí un montón de cosas al azar: ficción científica, comedia romántica, clon, extraterrestres, piratas, robot gigante, distopía, ucronía, camino del héroe, cyborg,  princesa, esclavitud y cerré con documental para hacer las cosas más interesantes; maldita sea, fué la cosa más increíble que haya leído, hoy voy a pedir otra.

No comments: