Friday, March 03, 2017

El volcán

En la capital hay un volcán, quizá la vista más conocida y referencia obligada, visible desde cualquier punto y aún emblasonado en el escudo de armas; es ésta estructura geológica la marca inequívoca que nos aproximamos a la megápolis, sea descendiendo de la sierra o subiendo de la costa, aún sirve como un medidor de contaminación en el ambiente, pues su ausencia o el sólo poder distinguir hasta cierta altura habla de una particularmente alta presencia de partículas en suspensión.

Es un lugar frecuentado para pasear y obligatorio para el fuereño, me gustaba acampar en sus pedregosas laderas tapizadas de arbustos resecos, la suave elevación en su manto se convierte abruptamente en escarpados muros, que esconden numerosas cavernas donde se encuentran fósiles, depósitos minerales y enormes cristales, aunque la cima está reservada a aquellos con equipo especial o dinero para el vuelo;  dentro de la ya inactiva caldera, entre pequeños lagos de agua caliente, hay una isla con un curioso círculo de árboles, los cuales tienen una muy extraña característica, es el lugar con menos gravedad en el mundo, si bien al andar por ahí parece imperceptible, apenas al acercarse a los árboles se siente la diferencia, un persona puede fácilmente trepar por los troncos y correr por las ramas, aún una caída no resulta particularmente peligrosa, pues se tiene el tiempo suficiente para enderezarse y caer de pie.

Realmente no se conoce explicación para éste fenómeno, muchos intentos se han hecho por realizar excavaciones, estudios o aún aprovechar ésta fantástica locación para la construcción de una lanzadera o generadores, sin embargo, éste lugar ha sido declarado sagrado por varias religiones, mágico por numerosas asociaciones, reserva natural por el gobierno y hasta patrimonio de la humanidad.

No es de extrañarse, es un lugar precioso.

No comments: