Friday, August 12, 2016

El desembarco

Ustedes no conocen a mi pueblo, no conocen su mugre, su fatalismo, sus supersticiones absurdas, su inmovilismo atávico, No pueden imaginar lo que les espera si esa flota de seres primitivos les cae sobre las espaldas. Todo cambiará en su país, que ha llegado a ser el mío. Ustedes se perderán en ellos y con ellos…
Por algún motivo nos habían recomendado éste libro, seguramente por la crisis humanitaria de refugiados que se ha acrecentado en los últimos años en Europa. En cualquier caso, cuenta la historia de un éxodo masivo de personas, en éste caso, provenientes de la India, quienes incitados por educadores trabajadores de ayuda humanitaria y dirigidos por un infante deforme, toman el control de una derruida flota y se hacen a la mar en pos de su tierra prometida, Europa, o más específicamente, Francia. Huelga decir que en breve hay conmoción y gran revuelo en los medios, el orígen de éste éxodo, sus medios para alcanzar su cometido, su viabilidad, los efectos que tendrá el ingreso de éste millón de personas, que preparaciones se habrán de hacer; aunque también haya sus detractores, quienes piensan que ésto no puede traer más que calamidades, al, en un breve período de tiempo ingresar un gran número de personas, con otra cultura, otro idioma y prácticamente sin educación, hablan de la carga al erario, el daño a la cultura local y aún el incremento en el crímen. Éstos últimos son desde luego señalados como intolerantes y xenófobos, en cualquier caso, se organizan partidas de ayuda humanitaria para apoyar a la flota durante su viaje. Pero a los refugiados ésto no les importa, buscan el nuevo mundo, su nuevo mundo, donde finalmente podrán hacer de éste sitio, lo que siempre han deseado, su hogar.
Todos somos hombres del Ganges.
El autor nos da una visión bastante acertada y adelantada a su época, sobre todo respecto a las reacciones de los medios, que oscila entre abrirles las puertas o ponerles una bala en la cabeza, sin embargo ésto es de inmediato desechado en el mundo occidental al considerársele bárbaro, así que se opta por la primera opción, al tener la obligación moral de ayudar a quienes lo necesitan, aún para ésto desocupando edificios públicos para uso de los viajantes, aunque luego de recibirles se dan cuenta que éstos no tienen intención de aprender el idioma o aún trabajar y prefieren vivir de ayuda humanitaria; ésta ociosidad tiende a redundar en aumento de crímen y curiosamente el uso de la fuerza policial se podría considerar intolerante o aún racista al implicar maltrato a un grupo de invitados. También nos habla de la hipocresía de la gente, pues mientras que las figuras públicas alaban con palabras la llegada de los invitados, en lo privado preparan su partida hacia el norte, lo más lejos posible del punto de desembarco. A final de cuentas no hay una resolución, pues nada puede terminar realmente, la llegada de los viajantes es inexorable; sólo nos cuenta la historia de un puñado que opta por resistir y plantarse a detener la marea, como un risco frente a las embestidas del mar, que finalmente es demolido por un rayo, o más bien, un bombardeo de su propia fuerza aérea.
Las naciones de occidente creen poseer ejércitos poderosos, cuando en realidad no tienen ya ejército.

No comments: