Monday, June 29, 2015

One punch man


Saitama era un chico normal, aunque en un mundo habitualmente atacado por monstruos y seres misteriosos, ésto lo hacía particularmente vulnerable; un mal día, de mal humor y desempleado, se topó con uno de esos monstruos, fué entonces que algo nació en él, o acaso murió su viejo yo, el caso es que decide que ha sido suficiente de abuso por parte de los monstruos y comienza a enfrentarles.

Después de su primera batalla comienza a entrenar: 100 sentadillas, 100 abdominales, 100 lagartijas y 10km de trote diario, con el tiempo, éste arduo trabajo dió resultado, lo comenzó a notar porque perdió todo el cabello y claro también porque puede derrotar a sus enemigos de un golpe.

Así comienza su aventura en el mundillo de los héroes, donde como tal, rápidamente se hace de un némesis, toma un aprendiz(un tremendamente poderoso cyborg) y decide registrarse entre los héroes oficiales, para recibir un pago por los monstruos que destripa.

Quizá lo más importante sea la construcción del mundo, los roles de los héroes, sus clasificaciones, forma de pago, requisitos para el ingreso; aún el conocer un poco de cada héroe resulta interesante y hasta resulta un cambio agradable al mover constantemente el foco del protagonista a cualquier otro personaje,  pues se siente un universo vivo, donde cada quien tiene un rol, no sólo son tipos que se dan de golpes o un costal que debe golpear el protagonista; aún así sirve como un excelente apertura para el efímero clímax de Saitama eliminando al enemigo en turno con el impresionante despliegue del poder de un sólo golpe.


Ya mencioné que el arte es glorioso y a momentos más que un storyboard parece una serie de keyframes de animación?Pues lo es.



One punch man, es un excelente manga de peleas, que pasa por todos los clichés del género, los invierte, juega con ellos y se divierte; a final de cuentas es un increíble viaje por el mundo superheróico donde todo comienza(y termina) con un golpe.

Ah, la animación está en el horno, y con un poco de suerte, no será terrible.

No comments: