Saturday, March 15, 2014

Let's Meow Meow



Por alguna razón me encontré ésta novela visual, tal vez, y sólo tal vez fué como una especie de intersección entre el MGQ, y el infame Katawa Shoujo. Al principio se veía divertido, sólo es una VN con muchas gatitas, ¿qué podría salir mal?

Por algún motivo, el protagonista está obsesionado con los gatos, y por supuesto, las catigirls, así que para premiarlo, el dios gato le cumple un deseo, que huelga decir y es una catgirl.
En breve la recibe en una práctica caja de cartón; sin embargo sólo una gatita sería muy aburrido, así que en breve y para aderezar las cosas van llegando otras, jaladas por el encantamiento que trajera a la primera al mundo humano; entre ellas una conejita, una perra-nazi, una robot-policía, un gatito de cuestionable sexualidad y una sacerdotisa que tratará de regresar a todas a su mundo por medio de un muy, llamémosle obvio, ritual.
Ah también está la obligatoria opción vainilla que cubre también la base de la amiga de la infancia. Quizá la única que se siente como una persona más allá de me quiero acostar contigo. O quizá sólo sea que da ésta sensación en comparativa.

Este juego es irredimible, la hisotria es mala, los dibujos son, a lo mucho deficientes, y la traducción es terrible.

¿Por qué me hago ésto, siendo que existe el manga de Mon musu, y es infinitamente superior.?

Monday, March 10, 2014

Attack on Titan

De vez en cuando me gusta ver animación japonesa, en éste caso, ésta serie me llamó la atención al ser considerada de lo mejor que ha salido últimamente y por supuestamente ser base para el nombre de los robots gigantes en Titanes del Pacífico.

En cualquier caso me puse a verla, su arranque es lento, con el clásico huérfano con poderes especiales que se enfrentará a los terribles monstruos que destruyeron su pueblo. Quizá lo que más destaca son los diseños, de armas y equipo, como es costumbre más bonitos que funcionales(lo cual en cierta forma explicaría su ineficacia). También es de notar la animación que si bien en ciertos partes es buena, la mayor parte del tiempo sólo son secuencias recicladas o imágenes estáticas. Con diálgo, mucho diálogo, tanto así que hay episodios donde apenas avanza la trama y eso, sólo a paso glacial. Es comprensible que ésto se haga para ahorrar en animación, pero resulta excesivo, quizá el episodio 13.5 sea una muestra patente, donde todos los anteriores son resumidos de manera bastante satisfactoria sin que se pierda nada significativo de la historia. Aunque si tomamos en cuenta que es hasta alrededor del 10 cuando ésta comienza a avanzar, pues no es mucho decir.

Volviendo a la trama, además de su lentísimo avance, distrae el que los personajes tengan la paciencia de Job, esperan y esperan y esperan, a que los gigantes rompan las puertas, a que se acerquen y se los coman, a que algo suceda, aún el protagonista quien jura que lo que más quiere en la vida es matar gigantes, no lo hace sino hasta más o menos la mitad de la serie y nunca con sus espadas mágicas. Ahora, si bien a la trama se le puede dar el sentido del aislamiento autoimpuesto o la amenaza imperialista y otras valoraciones basadas en el subtexto, metatexto, subtexto y pretexto, se podría llegar a extremos como ver a los pitufos como propaganda comunista. A final de cuentas son villanos tomando decisiones absurdas y protagonistas con soluciones aún más rebuscadas

Quizá a final de cuentas sea el mismo punto de Evangelion, que se comienza con una premisa interesante, alrededor de la cual se baila durante mucho tiempo para un anticlimático final.