Saturday, August 31, 2013

Carrie

 De cómo dejé de preocuparme de la menstruación y aprendí a amarla


En  IMDB
Debido a el próximo remake de ésta peli, me convencí de ver la original, pues había leído muy buenos comentarios al respecto. Si bien no soy particularmente fan de los libros de Stephen King, sus cuentos suelen ser entretenidos y tener momentos inolvidables.

Ahora bien, de ésta cinta podríamos hablar de su historia que es realmente simple, o de lo maravillosas de algunas escenas y tomas, más no haremos eso, en su lugar nos enfocaremos en lo que aparenta ser el significado mismo de la cinta. Que en sí, no es más que una enorme alusión a la menstruación.

La cinta comienza propiamente con la menarca de Carrie, la cual para su pesar ocurre en las duchas comunales de la escuela, donde es burla de sus compañeras ante su comprensible alarma debido a su desconocimiento(bastente comprensible dado su trasfondo familiar) de ésta función corporal. A raíz de ésto, ella comienza notar manifestaciones de lo que eventualmente llegará a identificar como telekinesis.

El tema de los poderes supernaturales que vienen con la pubertad también está presente, es un hecho recurrente en las obras de ficción, lo cual suele ser una interpretación o analogía de la nuevas capacidades, que adquiere la persona, en ésta edad, aún esa incipiente independencia y cuestionamiento al órden establecido, aún la rebeldía aunque un mundo que le reprime u orilla a asumir un rol determinado. En cualquier caso se puede ver como una fantasía de podere del adolescente que piensa castigar a todos aquellos que le han lastimado, de manera real o en su imaginación o aún imponer por la fuerza su moralidad a los demás. Sin embargo no debería enfocarme en ésto.

Ahora, a partir de la escena de las duchas, carrie, la jóven vírgen, ya alcanzado su madurez sexual comienza el camino hacia la fiesta de graduación, la cual se realizará en el gimnasio, el cual, es precísamente luego de la escena de las duchas que comienza a ser preparado para éste fin.
Ésto lo podríamos interpretar como que Carrie representa a un óvulo, que ya maduro comienza su viaje a través de las trompas de falopio hacia el útero con la esperanza de ser fecundado, para ésto, el útero se prepara revistiendo sus paredes de ciertos tejidos para recibir su posible implantación.
Sin embargo, en el caso de Carrie, su cita(contacto sexual) no llega a culminarse(no hay beso, aunque el libro menciona que ella lo imagina), la sangre de cerdo viende a dar al traste con todo, pues todos los preparativos y los invitados dentro del gimnasio deben ser eliminados, de ahí la importancia de ésta escena, y la destrucción tanto de los asistentes como del recinto en sí.

Ahora, es de notar que la figura de San Sebastián recibe abstante atención en varias escenas, tanto antes de la partida al gimnasio como a su vuelta, aunque en ésta ocasión se eligió la representación con sus brazos abiertos, lo cual nos recuerda el aparato sexual femenino; ahora, si tomamos en cuenta que su muerte, o pasión como se le podría llamar, fué a flechazos, podríamos completar la alegoría de que sólo se puede romper éste ciclo por medio de flechas, que como siempre, son indudablemente símbolos fálicos. De ahí el colapso de la casa, que  representa el fin del ciclo y la preparación para el siguiente. Con otra Carrie que buscará pareja para el baile y quien sabe, quizá ésta vez si tenga suerte.



A final de cuentas, Carrie es una muy buena cinta de horror, con varias escenas ya icónicas del cine; aunque algunos vean sangre donde sólo hay jarabe de maíz.

2 comments:

Anonymous said...

Vaya que cosas con estos temas cuando son tratados por hombres.

Alga A. Gatito said...

Dile eso a Stephen King. vº-ºv