Thursday, May 24, 2012

Battleship

Batalla Naval 

En IMDB

Una película de juguetes.

Seguramente, todos mis π lectores en alguna ocasión fueron infantes, y como tales es bastante probable que en algún momento hayan jugado. Como saben, el juego es un comportamiento natural del infante donde en cierta forma explora el mundo adulto, que además de tener la utilidad de la socialización también da oportunidad al infante para expresar sus deseos e inquietudes.

Esto viene a juego precísamente por esta tan singular cinta, que como otras, está basada ya no en una línea de juguetes sino en un juego de mesa, que como casi todos carece por completo de algo parecido a una historia o personajes, de ahí que se tenga que recurrir a la creatividad del escritor.

Sólo podemos aventurar a imaginar cómo sería el proceso para llegar a armar algo que se pareciese a un guión para esta peli.

La respuesta es lo más simple y aún natural, es un juego, recordemos las magníficas cintas de Toy Story, cuya apertura incluye invariablemente una sesión de juego ideada por Andy el dueño de los juguetes protagonistas, éstas fantasías se distinguen por tener una historia muy simple, donde se incluyen los elementos más dispares, si bien no para dar consistencia si para fomentar la inclusión del mayor número o sus favoritas figuras, a final de cuentas lo importante es el camino, no el destino.

Así pues es esta cinta, comenzando con lo que bien pudo escucharse de pasada en un documental del canal educativo, se pasa directamente a incluír elementos claramente de distintas fuentes y forzarlos en una misma historia. Así pues tenemos los soldados(aún con la proporción de género 1/x), los barcos, los marcianos, sus naves y todo lo que pasa en la isla, aún la novia resalta como dedo hinchado, la cual tal vez y sólo tal vez haya sido producto de un discreto préstamo, lo cual para cualquier que haya tenido una hermana con necesidad de una cita para su muñeca podrá comprenderlo.

Ahora, ya que suponemos que es un infante quien está contando la historia toma otra dimensión al resultar entretenido imaginar cómo es que se llegó a incluír cada elemento.
La subtrama romántica es por demás incómoda, superficial y boba, casi tanto como cualquier cuento clásico para niños, una burrita, ¿es neto?
Por otra parte, podría tratarse esta subtrama de una versión muy sutil y hasta benigna del Edipo donde se compite contra la figura paterna por la mujer, misma figura paterna que si bien autoritario a final de cuentas le protege y ayuda cuando está en serios aprietos.

Ahora, ¿de dónde vienen los marcianos?
El infante suele dotar a cada juguete de un cierto rol o moralidad, así pues tienes figuras que son "buenas" y otras "malas", si bien esto puede ser intercambiable, la norma es una cierta estabilidad, aunque al momento de incluír nuevos elementos, el infante suele crear una explicación para su entrada a ese extraño mundillo de fantasía, por lo que no es común ver que las niñas "presentan" una nueva muñeca a las que ya tienen, de ahí que podríamos intuír que quizá este niño explicara la llegada de estos futuristas hombres espaciales a su entorno de fuerzas militares modernas de la manera más natural que es precísamente del espacio, aunque en su caso la presentación es mediante un conflicto igualmente insulso, para muestra es de notar que las municione usadas por los marcianos son precísamente los mismos marcadores que se usan en el juego de mesa.

También podemos ver, la preferencia a ciertas figuras, que cuando el infante se enfoca en ellas, las demás desaparecen o pierden importancia, (de tres barcos, al final sólo quedan un puñado de botes salvavidas) pues el infante suele ser ciertamente egocéntrico y carente de empatía hacia los demás mismo que se manifiesta por esta aparente carencia de interés por el destino de la mayoría de sus elementos de juego.

El soldado lisiado, quizá se trate de una figura "reparada" o "modificada" la cual al no ser "original" no puede mezclarse diréctamente con las otras figuras. Es sabido que de la misma manera que el infante suele menospreciar un juguete roto, también es tremendamente posesivo y no los soltará aún y cuando estén rotos o no los use ya.

Ahora, los veteranos es un elemento por demás interesante, y a la vez simple, quizá una visita al sitio, un par de fotos y caminar por la gigantesca estructura sería suficiente para estimular su imaginación, reforzada por algún recuerdillo. El infante es fácilmente impresionable y aún crédulo de lo que sobre todo su figura de apego le expone, así pues no requeriría más que un pequeño empujón para considerar ese pequeño barquito un superatragon que no tendría problema en destruír naves marcianas.

Y al final claro, el héroe se queda con chica, es hora de meter todo a la caja que otro día volveremos a empezar. ¿acaso en GI-Joe: Retaliation?. 

No comments: