Saturday, May 30, 2009

Fallout


Aún después de jugar Battletech, nunca nos había convencido la idea de un juego de rol con armas de fuego... hasta que intentamos Fallout...

Poco después del fin de la segunda guerra mundial, vino la guerra fría y con ella, el temor de un ataque con armas nucleares, eventualmente llegó la tercera guerra y al desarrollarse la misma, vino la inevitable caída de las bombas, casi todo el planeta fué arrasado, los sobrevivientes sufrieron mutaciones; aunque hubo unos pocos afortunados que sobrevivieron al refugiarse bajo tierra en gigantescos bunkers (vaults), el protagonista proviene de uno de estos, luego de años de estar encerrados, el chip para el tratamiento y reciclaje de agua se ha dañado y es nuestra misión el recuperarlo para asegurar la supervivencia de los habitantes del bunker.

El juego comienza bien, y al avanzar por las tierras devastadas y conocer que ha sido del mundo, los habitantes de la superficie y de los otros bunkers, la historia se va volviendo más completa e interesante, vemos igual los esfuerzos por reconstruír el mundo de algunos, la intención de asumir el poder de otros, el racismo hacia los seres "inferiores" y aún el fanatismo religioso de unos pocos; pero siempre la intención de sobrevivir en un mundo arrasado por el fuego atómico, un mundo caótico donde la moral y ética depende de la tierra que se pise la crueldad de algunos es la sabiduría de otros y la casi ineludible sangre de unos que riega las raíces de otros, a diferencia de otros juegos aquí contamos con mucha más libertad, igual se puede asaltar al tendero que ayudar a los mutantes(y aún convertirse en uno), pero esta misma libertad hace aún más atractivo el juego que nos hace conscientes de cada decisión ya que algunas, por pequeñas que resulten afectan el resultado final; y es precísamente ese mundo postapocalíptico con sabor a Mad-Max lo que hace este juego tan especial, no hay lugares bellos o verdes bosques, sólo el desierto irradiado donde aún en los pequeños pueblos y devastadas ciudades, los habitantes son desconfiados y aún hostiles, cada nuevo lugar representa una aventura y aún el simple andar por el desierto representa un constante riesgo que súbitamente podría poner un alto a la búsqueda.

Viendo el sistema de juego, es bastante sencillo, se basa en turnos, como la mayoría de los RPG, y utiliza hexágonos, para beneplácito de los más ancianos, La elección de las características iniciales y los dotes cada tercer nivel permiten ajustar el personaje al particular estilo de juego de cada quien, igual podemos convertir al protagonista en un fortachón estúpido que se abre paso a golpes, un pistolero que fácilmente se hace de una banda para juntos explorar las tierras yermas, o un pacifista quien sin hacer un tiro podrá recuperar el chip del agua y acabar de una vez por todas con la amenaza mutante.

Para las secuelas se agregaron más lugares para visitar y tareas por realizar, además de muchas referencias a la cultura popular, también alargaron la historia y mejoraron los gráficos(y algunos molestos bugs), pero ninguna de las posteriores entregas se aproxima a la sencilla perfección del original, pues a final de cuentas, ninguna de sus escenas se puede comparar al habitante del bunker partiendo a su exilio a las tierras devastadas.
Maybe, you will think of me, when you are all alone...

No comments: