Tuesday, December 30, 2008

Zombies, zombies por todos lados

La invasión zombie, ¿estamos preparados?



Zombies, seguramente mis π lectores han visto al menos una cinta de zombies, esas incansables criaturas siempre hambrientas de carne humana(y cerebros), por lo general suceden en entornos rurales, por lo general nadie sobrevive, por lo general tienen mucho gore y por lo general tienen bastante humor(aunque no siempre involuntario).

La premisa básica del cine zombie es simple, en algún lugar, en algún momento, surge una infección o contagio, un individuo muere y se levanta imbuído de un aberrante remedo de vida con hambre por carne humana, al mismo tiempo que devora a sus víctimas éstas se infectan y a su vez buscan a más victimas a quienes devorar... e infectar... generalmente esto desemboca en un enfrentamiento entre la creciente horda de zombies y un puñado de supervivientes quienes tratan de escapar al incansable ejército no muerto.

Existen varias interpretaciones para el cine zombie.
Los zombies como castigo divino:
Cuando los humanos juegan con poderes que no comprenden plenamente, sean estos tecnología o magia, las aberrantes creaciones por lo general se vuelven contra sus creadores y casi siempre ponen en riesgo a la población mundial. Un experimento fállido o un inesperado conjuro libera un agente infeccioso o torna a un sujeto en el primero del ejército que habrá castigar a aquellos que han jugado con los límites de sus conocimientos.

Los zombies como un reflejo del estilo de vida:
También se ha propuesto a los zombies como una crítica al moderno estilo de vida de la gente en las grandes ciudades, se mueven como un inhumano rebaño, seres gregarios que buscan apoyo y seguridad en los grandes números, la codicia por la carne los mueve y los arrastra penosamente por aquí y por allá, para justo después de probarla, abandonarla y buscar una más fresca, nos es alimentarse lo que buscan, es el metálico sabor de la sangre fresca en su boca, el palpitante líquido brotando de las arterias apenas seccionadas, buscan satisfacer con el mar lo que una gota puede aplacar.

Los zombies como límite de la civilización:
Aquel que lucha con monstruos debe tener cuidado en no convertirse en uno, cuanto más aquellos que luchan contra monstruos tan resilentes como los zombies, los supervivientes tienden a volverse en contra de sí mismos, a volcar la violencia contra los más débiles dado que resulta inútil contra los estóicos muertos vivientes, la ley la hace el más fuerte, mismo que trata de usar a los demás supervivientes a hacer según su palabra, pero no es más que un vano intento por escapar en una violénta burbuja de luchas internas de la horrible, realidad, los zombies son cada vez más y los supervivientes cada vez menos y cuentan con menos equipo y aún llegan a crear una especie de protosociedad mientras que lo que resta de los humanos se derrumba y es aplastada en la frenética huída de los que aún respiran. Esto aún lo hemos visto en varias cintas como en Land of The Dead donde los zombies comienzan a mostrar un cierto raciocinio, (o recuerdos de su perdida humanidad al menos) y algún grado de organización. Resulta finalmente una interesante comparación entre la degradación de la humanidad y la humanización del monstruo.

Los zombies como antagonista a la humanidad:
Los humanos siempre han necesitado un antagonista, éstas historias son populares y siempre han sido gustadas, desde los fabulosos cuentos de ejércitos conquistando seres fabulosos hasta las ficción científica donde se pelea contra creaturas alienígenas, ambos extremos resultan fantasiosos, y aún resulta algo exagerada la mera posibilidad de la humanidad saliendo victoriosa ante una amenaza con poderes místicos o tecnología mucho más avanzada; por otro lado los zombies resultan un enemigo mucho más balanceado y más interesante que otro grupo de humanos. Se trata de un enemigo que con cada baja del defensor, engrosa sus filas, no se cansa, no razona, sólo obedece al primitivo instinto del hambre y a su inexorable búsqueda de más carne fresca con qué alimentarse.

Pueril diversión:
Bueno, hay que admitir que es increíblemente divertido este género.

Veamos ahora una posible clasificación de los zombies:

Zombies a causa de un agente viral


Estos son aquellos a los que podríamos considerar "Canónicos", esto es los cuales son producto de una infección por el VIRUS Solanum, suelen ser lentos, torpes, ávidos devoradores de carne humana(en especial cerebros) y sólo capaces de articular gemidos y gruñidos guturales, aunque también se han dado casos en los que los muertos vivientes son capaces de cierto grado de raciocinio.

Zombies artificiales


Son aquellos cuerpos vueltos a la vida o zombieficados por medios tecnológicos, ya sea manipulación genética, mutaciones, implantes u otros métodos artificiales, suelen tener todas las características de los zombies canónicos, salvo el poder de contagio(la mayoría de las veces), aunque en ciertos casos, pueden ser controlados por sus creadores.

Zombies Sobrenaturales


Son aquellos tan populares en los juegos de fantasía, generalmente un hechicero o necromago levanta a los muertos para que sean sus sirvientes, ya sea con la intervención de alguna deidad o por su mismo poder místico, al deber su existencia a la canalización de energía negativa enfocada en restos humanos, suelen ser muy vulnerables a la energía positiva, en forma de oraciones, palabras sagradas, y objetos y sustancias benditas. La principal diferencia entre estos y los "canónicos" es que éstos no buscan tanto devorar a sus víctimas sino sólo desmembrarlas, o al menos neutralizarlas o someterlas, según las órdenes que han recibido.

Zombies paranaturales


Son aquellos más ligados a fuerzas desconocidas por la humanidad. Sus habilidades y debilidades varían mucho dependiendo del poder extradimensional que los ha reanimado. Un ejemplo podrían ser las entidades propuestas por H.P. Lovecraft en sus numerosos cuentos de horror. Otro ejemplo, son los engendros que encontramos en la saga de Evil Dead.

Zombies por infestación


Éstos zombies se deben a una infestación parasitaria de algún modo para con el anfitrión(generalmente humano); éste parásito suele usar a su portador como un vehículo, como medio de nutrición, incubadora para sus crías o material de construcción. Entre los ejemplos más conocidos se organismos zombificadores, están El flood de halo, los headcrabs de half life y otros parásitos extraterrestres como los de Slither.
El alien de giger en su fase larval(chestburster) puede considerarse un parásito, pero al no afectar el comportamiento del individuo no puede considerársele como un agente zombificador.

Zombies reales


Se sabe que los médicos brujos haitianos desarrollaban(o desarrollan) venenos con el cual la víctima queda en estado catatónico, por lo cual algunas eran tomadas por muertas para luego levantarse con secuelas como problemas motores.
También existe el extraño caso del asesino serial Jeffrey Dahmer quién introducía líquidos de limpieza en la cabeza de sus víctimas con la idea de convertirlos en zombies, huelga decir que esto NO funcionaba.

Los zombies como una amenaza a la humanidad


Si bien en todas(o al menos la mayoría) de las cintas de zombies, éstos salen victoriosos, resulta interesante como un ejercicio mental el evaluar las posibilidades de que la humanidad sobreviva a un infección a escala mundial.
A final de cuentas los zombies surgen(al menos canónicamente) a causa de un agente viral, de una infección que suele inciar localizada y de ahí se esparce rápidamente gracias a las modernos medios de transporte.
Una persona podría viajar miles de kilómetros tratando de escapar del contagio antes de darse cuenta qué él mismo está infectado y será el vector que transmitirá el virus a una nueva población.
Gracias a las modernas tecnologías las noticias del contagio, los síntomas y qué acciones tomar se podrían diseminar de manera rápida y eficiente, con suerte más rápida y eficiente que la infección misma, así podría resultar el contagio de cierta manera localizado y aislado, para posteriormente si no intentar al menos la recuperación de los pocos sobrevivientes, al menos un masivo bombardeo y posterior limpieza de las áreas infectadas.
Curiosamente las grandes ciudades serían blancos fáciles para la invasión y sin duda focos de infección para sus vecinos, ante la alta densidad de población y la masiva entrada y salida de vehículos sería muy sencillo que entrara algún individuo infectado, además que la posible evacuación de tanta población sería prácticamente imposible de manera rápida y aún sería terriblemente complicado el verificar que ninguno de los desplazados se encuentran infectados, a lo único que se podría recurrir, sería bloquear entradas y salidas y esperar lo mejor; por otro lado, en las zonas rurales las posibilidades de supervivencia sería mucho mayores, con construcciones dispersas, gente armada y acostumbrada a vivir en el campo, no les sería difícil acuartelarse en algún granero o silo mientras despachan a sus vecinos zombieficados. Y eso en lo que reúnen provisiones y equipo para partir hacia las montañas.

Guía para sobrevivir a los zombies



Ronda por la red un libro, llamado La Guía para sobrevivir a un holocausto zomobie.
En este se hace un análisis de la amenaza zombie al mundo, posible orígen de la infección, métodos para combatir una infección y aún una notable recopilación de hechos "reales" en los que ha surigido un brote y cómo ha sido controlado. Pero lo más interesante son los consejos que dá para sobrevivir y enfrentar estas situaciones.
  • Tener listas armas y equipo para soportar un asedio por parte de los muertos vivientes.

  • Tener lista una mochila, armas y equipo para evacuar la ciudad.

  • Revolver, Rifle de cacería y machete, armas sencillas de conseguir y súmamente eficientes para eliminar a los infectados.

  • Refugiarse en lugares con barreras naturales o muros altos.

  • Apuntar a la cabeza.

  • No llamar la atención de los zombies.

  • No prenderles fuego.

  • No correr ni atacar si se puede caminar.

  • Evitar las grandes ciudades.

  • Evitar el uso de vehículos

  • Matar a los infectados, no importa quién.

Nada que no sea demasiado difícil de deducir después de un marathón de cine zombie, pero nunca está de más.

Y ustedes, mis π lectores, ¿están listos para una invasión zombie?
70%


¿Están los zombies atacando?

No comments: