Monday, January 21, 2008

Chistes Etílicos


- ¡Mira si estoy borracho, que veo doble!
- No, si es que esos chicos son mellizos
- ¿Los cuatro?

Va un borracho por la calle y se encuentra una monja. Le pega una hostia, la tira al suelo y le dice...
- ¡Levántate, Batman, y shigue lushando.!

Entre dos borrachos:
- Pues yo dedico 20.000 pesetas semanales a lucha contra el alcohol.
- ¡Venga ya!
- ¡Que si!, tío, cuanto mas bebo yo, menos beben los demás.

Dos borrachos semienterrados en la nieve después de un alud ven a un perro de San Bernardo:
- Mira, ahí viene el mejor amigo del hombree.
- Si, y viene con un perro

Un tío completamente borracho, pero lo que se dice ciego total, sale de un bar con unas ganas de vomitar que no se aguanta, y justo en ese momento pasa un perro al que obviamente deja pringando.
- ¡Oshtia!, debo haber bebido un poco mash dde la cuenta, por que no m'acuerdo d'haberme tomao un perrito caliente hoy...

Salen dos tíos de un bar a las siete de la manzana con un melocotón impresionante. Por la calle ven a un loco de esos que salen a hacer footing por las mañanas, tumbado boca abajo y haciendo fondos. Y le dice un borracho al otro:
- O'tia massho, tu y yo iremossh cepossh, pero mira esshe deggraciao, ¡que l'han quitao la tia y aun sshigue jodiendo!

Un borrachazo aporrea una farola al tiempo que grita:
- Mariiiia, aaaaabre
Se acerca un transeúnte y le dice:
- ¿Pero usted qué hace?
- Pues ya ve a ver si me abre la puerta mí esposa.
- Usted esta borracho, pero si ahí dentro no hay nadie.
- ¿Cómo que no, entonces por qué hay luz?.

Un viejo borracho se mete en un bar atiborrado de gente y se sienta al lado de una mujer mayor. Al cabo de un rato, esta mujer nota un olorcillo definitivamente sospechoso, y le dice ofendida:
- Perdone, señor, ¿se ha cagado usted?
- Si, señora. ¡Hics!
- Bueno, ¿y por que no va a lavarse?
- ¡Hics! Porque no he acabado, señora.

Cuentan esto como algo que le ocurrió a Winston Churchill... vete a saber... el caso es que este tío estaba en una obra de teatro con síntomas de haber bebido alguna copa de mas. Una señora, presumiblemente molesta por algún comentario/gesto/comportamiento, le dice:
- Señor, ¡usted está borracho!
- Si, señora, y usted es fea... la diferencia es que yo mañana me levantaré sobrio.

Tres borrachos entran en un bar a las tantas de la noche; dos de ellos llevan al tercero, que se cae y se queda tirado en el suelo. Otro se pone a vomitar apenas se sienta en una de las mesas, y el tercero le dice al camarero:
- Buenash...mmme pone treeesh whishkish y otrooosh tresh para mmmi ammmigo de la mmmesha.
- ¿Y el del suelo no quiere nada?
- Nnno, eshe ya no bebe mmmash porque tienne que connnducir.

Un borracho muy borracho llega a su casa. Con gran dificultad consigue sacar su llave y dice:
- Eshta esh mi llave y eshta esh mi puertaa.
Tambaleandose entra en la casa, y dice...
- Eshta esh mi casha, eshte esh mi pashilllo, eshta esh la puerta de mi habitacion.
Entra en la habitacion, sigue palpando y dice:
- Eshta esh mi cama, eshta esh mi mujer, yy eshte tio que eshta durmiendo en la cama shoy yo.

Están dos borrachos muy borrachos apoyados en un árbol. Va uno se agacha, toca algo con el dedo, lo chupa y le dice al otro:
- Aquí abajo hay algo que shabe a fresha.
El otro, que también lo toca y chupa...
- Si, pero no shabe a fresha, shino a peraa.
- Que no machio, que shabe a fresha.
Así se pasan un rato hasta que amanece y con la luz ven que es una cagada de perro.
- Mira, que no era ni fresha ni pera, shinno una cagada.
- Que shuerte que no la pishamos, ¿eh?

En un bar en la Costa del Sol entra una sueca.
- Buenas, ¿me pone un vaso de vino tinto?(Dígase con acento raro)
Bueno, el caso es que se lo ponen, a la tía le gusta y pide otro, y al final acaba con tal pedal que se queda inconsciente. En esto que el del bar piensa: "Jo, con lo buena que está... voy a meterla en la trastienda y me la tiro". Cuando ha acabado, se pone a pensar "Pues mira, yo que le debo un favor al Bartolo por lo de la camioneta... voy a llamarle". El Bartolo se la tira también, y luego se le ocurre que tambien pueden llamar al cura, que debe tener un hambre... y luego el vecino, y el panadero, y... Al dia siguiente la misma sueca entra en el bar.
- Buenas, ¿me pone un vaso de vino blanco?
- ¿Ya no le gusta el vino tinto?
- No, porque me produce dolor de chocho.

Un biólogo está experimentando sobre los efectos del alcohol. Un día se toma diez cubatas y se emborracha. A la semana siguiente se bebe diez vasos de ron con coca-cola, y la vuelve a pillar. En sucesivas semanas, va probando coca-cola con vodka, whisky, tequila... Y al final publica un articulo en el que afirma que lo que emborracha es la coca-cola, que es lo único que tenían todos los experimentos en común.

Un tío llega a un bar y pide cinco vasos de ginebra; se los bebe de un tirón y pide otros cuatro vasos. Mientras el camarero se los sirve, observa que se le empieza a ver una sonrisa entupida. Después de beberse seguidos los cuatro vasos, pide otros tres mientras se agarra a la barra del bar. El camarero se los pone y el cliente se los vuelve a beber, y con un voz vacilante pide otros dos vasos. Cuando se los bebe pide otro nuevo vaso, ya con todos los síntomas de tener una trompa de campeonato, pero el camarero se lo sirve y el se lo toma. Inmediatamente le da un mareo irresistible y se cae al suelo mientras dice:
- Ya sabia yo que mi medico se equivocaba; cuanto menos bebo, peor me encuentro.

Un tío con cara de zumbao va a un bar y pide un cubata, se lo ponen y al cabo de un rato repite la operación y así sucesivamente e**e**e veces, el caso es que cuando va un poco alucinado y con una lista de consumos más larga que un día sin pan. Total, que el tío se pone a lanzar puñetazos al aire y a hacer el juego de piernas de Poli Díaz. El camarero le dice:
- ¿Que haces, entrenando?
- Si.
- ¿Tú boxeas?
- Un poco.
- ¿Y cuándo es el combate?
- Cuando te enteres de que no llevo pelas para pagarte.

Pues resulta que llega un tipo de esos que daba miedo a una cantina y después de azotar la puerta, golpea con fuerza la barra y le exige al cantinero:
- ¡Cantinero! ¡Cantinero! ¡Sírvame un Oso Polar!
El Cantinero medio asustado le pregunta:
- Mire, este, ¿Y como es eso del Oso Polar?
- Pues mezcle un poco de esta botella, échele un tanto de aquella bebida, otro tanto de esa, esa otra y de la que esta allá también, ahora agréguele un poco de todos esos licores que están allá ... y revuélvalo bien todo. ¡Apúrese!
Pues le preparan su bebida tal y como lo ordena el tipo y en cuanto se la ofrecen arrebata el vaso y se lo toma todo de un solo trago. En eso el cantinero ve que que el tipo empieza a temblar bruscamente y con voz temblorosa pero con gran fuerza grita:
- !OOOOOOSSSOOO POOOLARRR!
El cantinero se queda azorado completamente y ni bien se recobra el tipo del corto efecto de su bebida ordena que se le sirva otro Oso Polar inmediatamente. El cantinero no tiene mas que obedecer y al instante le ofrece el segundo trago de Oso Polar. Igual que el primero, el tipo se toma todo de un solo trago y ante el asombro del cantinero, empiezan nuevamente los violentos espasmos mientras que grita (como sobreponiéndose ante el efecto de la bebida) con voz sonora y muy ronca:
- !OOOOOOSSSSOOOO POOOOLAAAAAARRRR!
El cantinero que no daba crédito a sus ojos decide preguntarle al tipo que es lo que le sucede con la bebida esa:
- Pues mire, esta bebida provoca una sensación sexual, no se imagina, es una maravilla. Bueno pues nos vemos luego que yo ya me marcho.
Bueno, pues ni bien acabo de marcharse el tipo, el cantinero decide probar el dichoso Oso Polar. Para esto se prepara su bebida justo como lo había indicado el otro y se la empina toda de un jalón. En eso el cantinero empieza a temblar muy violentamente y entre las bruscas sacudidas grita con gran cólera:
- !Piiiinche Maricooooooon!

- No, no tengo ningún problema con la bebida; bebo, bebo mucho, bebo demasiado, luego me caigo al suelo... pero vamos, sin problemas.

Dos borrachos charlando en un bar:
- Pues la luz viene del sol a la Tierra a 300.000 Km por segundo.
- No me impresiona, todo el camino es cuesta abajo.

Irlandeses


Dos irlandeses deciden echarse una cerveza; abren las botellas, y uno dice:
- ¡Salud!
- Pero bueno, ¿a que estamos, a beber o a charlar ?

- ¿Cual es la diferencia entre una boda y un entierro irlandés?
- En el entierro tocan a mas alcohol por cabeza.

Dos irlandeses:
- Mira, tío, en esta bolsa tengo unas cervezas, si adivinas cuantas hay te puedes quedar con las seis.

Un irlandés naufraga en una isla desierta y pasa allí mas de 20 años hasta que un día se encuentra una botella en la playa, y al abrirla sale un genio que le concede dos deseos. (Si, en este caso son solo dos) El primer deseo que pide el irlandés es una botella de Guinnes que no se acabe nunca. El genio se lo concede; aparece una botella en la mano del irlandes, que echa un largísimo trago, pero cuando acaba y vuelve a mirar la botella ve que sigue estando llena.
- Jo, genio, que chollo de botella, voy a ser feliz con ella.
- Bueno, ¿y cuál va a ser tu segundo deseo?
- Hum... ¿me podrías dar otra botella igual?

Dos irlandeses están viviendo juntos. Uno de ellos llega a casa un día muriéndose de hambre y le cuesta abrir la puerta porque al otro lado hay un montón de latas de cerveza llegando hasta el techo. Cuando ha entrado, no puede colgar el abrigo porque las perchas están llenas de bolsas con cervezas. Tampoco puede dejar el paraguas, porque el paragüero esta lleno de cervezas. La casa entera esta oscura porque las ventanas están tapadas con botellines. Se dirige hacia la cocina hambriento, mientras zigzaguea por el pasillo entre cajas de cerveza. Atenazado por el gusanillo, atraviesa la cocina sin fijarse en las estanterías y armarios llenos de litronas, sino que se dirige directamente hacia la nevera, la abre, y ve que no hay mas que cervezas y un bote medio vacío de aceitunas. Todo cabreado, y además irritado por el hambre, coge el bote de aceitunas y se dirige al cuarto de estar, donde todas las estanterías y vitrinas están llenas de cervezas, y ve a su compañero de piso tomándose un tercio, sentado en un barril de cerveza, viendo la tele en una librería abarrotada de cerveza, y le dice con mal genio:
- ¿Qué pasa, estas preparando otra fiesta?
- No.
- ¿Entonces que hacía esto en la nevera?

Síntomas de que uno es borracho


El que bebe... se emborracha.
El que se emborracha... duerme.
El que duerme... no peca.
El que no peca... va al cielo...
...y puesto que al cielo vamos... bebamos!


  • Debe aferrarse al césped para no despegar de la Tierra.

  • El trabajo interfiere con su bebida. Su doctor encuentra rastros de sangre en su torrente alcohólico.

  • 24 horas en un día, 24 cervezas en la nevera... ¿coincidencia?.

  • Dos manos y solo una boca... ¡ése es el problema de la bebida!

  • Puede enfocar mejor con un ojo cerrado.

  • La playa de estacionamiento parece haberse mudado mientras ud. estaba en el bar.

  • Cada mujer que conoce tiene una hermana gemela.

  • Si sigue preguntándole a su esposa "¿Donde están los chicos?", aún cuando ella lo dejó hace meses y en este momento se encuentra mirando a la nevera.

  • Acostado en el piso... te caes. ¡Epa!...

  • 5 cervezas tienen tantas calorías como una hamburguesa, ¡al diablo con la cena!.

  • La cerveza ya no es solo para el desayuno.

  • Cada día que pasa le cuesta más al vaso encontrar tu boca.

  • Las decisiones del gobierno comienzan a tener sentido.

  • Hace 2 horas que el mosquito que te pico intenta volar sin poder dejar de chocarse contra las paredes.

  • Tu único problema con la bebida... es no tener un trago en este momento.

  • Te despiertas en tu cama... y tu ropa interior en la puerta de calle.

  • Estuviste toda una noche pensando en que... pensabas.

  • Cada noche que pasa comienzas a encontrar más atractivo al gato del vecino.

  • Si en una dieta recorta las calorías de sus alimentos para permitir mayor calorías de alcohol.

  • La botella está vacía... ¡ese es el problema aquí!.

  • Se despierta desnudo en el último asiento de algún ómnibus.

  • ¡Los malditos elefantes rosas me siguieron a casa otra vez!...

  • El whisky ya no surte efecto.

  • Te encuentras abordo de un barco llegando a África, y lo último que recuerdas es a ti tomando unas cervezas en el bar de la vuelta.

  • ¿Por qué todos piensan que tengo un problema con la bebida?...

  • No puedes recordar como es tu familia... o si tienes familia.

  • Te despiertas solo en tu cama y te preguntas "¿Por qué Pamela Anderson se habrá ido sin despedirse?".

No comments: