Monday, June 23, 2008

El principe Caspián y su pésima estrategia


En IMDB
Después de la maravillosa batalla fantástica en la primera parte de las Crónicas de Narnia, esperábamos en la secuela, algo mejor, si no más grande(pues en el libro la batalla es bastante corta) al menos sí más vistosa, pues en los cortos pudimos ver sátiros, centauros, minotauros y hasta máquinas de guerra; el elemental de agua y los treants tampoco podrían faltar por ser parte importante de la historia, así que no podíamos menos que esperar una emocionante y entretenida batalla como punto culminante de una buena cinta de fantasía.


Tristemente este no fué el caso:
No es que sea una mala peli, lo malo es la carga de su antecesora, la cuál parece y dejó una marca bastante difícil de superar...

La mayoría de la historia del libro está ahí, aunque algunos detalles se omiten y otros se agregan, afortunadamente esto no descompone la historia y hasta agrega algo interesante, ejemplo obligado, la inclusión de la bruja blanca fué agradable para dar variedad, se agradeció también el agregar el importante músculo de los minotauros al ejército de los Narnianos. También incluye detalles algo obscuros para los fans, como el oso juez y el QA. Sin embargo la mayoría de los problemas se centraron en realizar cambios en aquellas partes que funcionaban en el libro, por ejemplo, el vínculo "romántico" entre Susan y el príncipe fué totalmente innecesario, aunado al desastroso asalto al castillo de los Telemarinos, lo que nos lleva a un aspecto que se descuidó totalmente, la estrategia militar.

En lo personal nos pareció bastante chocante como la impecable estrategia militar de la primera cinta es olvidada para caer en errores garrafales y simples absurdos.

  • ¿Al infiltrar el castillo con el ejército, cuál era el plan?(de hecho no recordamos si en el libro realizan esta incursión) ¿Si no era matar a Miraz, para qué tanto riesgo? Ripichip y sus ratones fácilmente hubieran podido encargarse de él, de manera rápida y silenciosa, ora que si el objetivo era rescatar al doctor, no era necesario(ni justificable), poner en riesgo(sacrificar) tanta infantería.

  • ¿Un cuartel/fortificación sin vigías(útiles)? Si bien la elección del cuartel general de la resistencia parecía apropiada, su defensa dejaba mucho,(pero mucho) que desear, ¿Apostar vigías en la estructura? estaban rodeados de un bosque, el centinela sólo podría descubrir a alguien que saliera a campo abierto y eso ya sería demasiado tarde. Los vigías debieron estar entre el bosque, todas las condenadas ardillas, lobos, ratones, tejones y demás animales que siguieran siendo inteligentes, el enemigo no podría identificarlos como espías pero éstos rápidamente podrían realizar una inspección de las fuerzas incursoras y reportar sus avistamientos.

  • ¿Movilizando máquinas de guerra armadas por entre el bosque? Es comprensible que los telemarinos aprendieran a pelear con los Narnianos usando máquinas, y también es comprensible que quisieran evitar la molestia de montar las máquinas en el lugar del sitio; pero entonces tuvieron que (al menos) talar todos los árboles en su camino al cuartel y allanar el terreno para que sus pesados armatostes pudieran avanzar; ¿Cuánto tiempo debieron haber invertido en estas tareas? ¿No los haría esto más que vulnerables a ataques sorpresa por parte de los Narnianos tan acostumbrados al bosque? Tan sencillo como un grupo de sátiros lanzando flechas incendiarias contra las máquinas(y el tren de pertrechos) para luego perderse entre los matorrales, cualquier patrulla que se enviara en su búsqueda podría ser superada por un pequeño grupo de minotauros, mientras que un grupo de centauros podrían golpear de pronto el campamento que seguro y estaría tratando de salvar sus máquinas(y suministros). O la solución más simple y elegante, Ripichip y sus ratones cortando la garganta de todos los nobles telemarinos durante la siesta.

  • ¿Peleando a campo abierto con notable inferioridad numérica.? Cierto, los Narnianos estaban "acorralados" y no podían hacer otra cosa que defenderse. Pero volvemos a lo mismo, si en lugar de cargar contra un enemigo muy superior en armas y número y se hubiesen refugiado en el bosque, desde cuya sombreada, tupida y verde seguridad podrían atacar a distancia a los pesados hombres en armadura, buena suerte para ellos y sus caballos al perseguirlos por el bosque.

  • ¿Acaso los Pevensie olvidaron Crecy y Azincourt? ¿Qué les enseñan en la escuela? Ambos hitos en la historia bélica de Inglaterra, donde un grupo reducido derrotó a nutridos y bien armados ejércitos franceses, soportados ante todo en los arcos largos y plantar una sólida defensa, parece ser y a estos chicos sus años de reyes y en la escuela, no les sirvieron de nada. Tan sencillo como estacas para evitar cargas y neutralizar las máquinas(aunado al foso improvisado, ese sí fué buen detalle) para convertir el claro que rodeaba la construcción en el carmíneo y viscoso lecho de los incursores, vía de los prestos dardos, pues claro, los telemarinos preferían la ballesta(con menor rango que el arco largo) además de que no usaban Pavisas.



Y para el estribo, otro detalle negativo; Ripichip, el pequeño ratón favorito de todos los que han leído el libro; temíamos que lo fueran a convertir en una versión en pequeño del gato con botas de Shrek; afortunadamente no fué así, aunque tal vez sea por la elección de su voz, pero el pequeño roedor no fué demasiado trascendente en la cinta, mucho mejor en el libro.

Es una cinta entretenida, divertida en partes, pero en definitiva nos quedamos con la primera parte(y la versión escrita).

No comments: