Saturday, January 26, 2008

Chistes Sucios


- ¡Maria, lava a los niños!
- ¿Para qué?, si los reconozco por la voz.

- Tengo una novia que tiene las tetas como cocos
- ¿De grandes?
- No, de pelos.

Un hombre y una mujer están solos en un ascensor.
- Perdone, ¿podría oler su culo?
- ¡No!
- Entonces lo que estoy oliendo deben ser sus sobacos.

- ¿Qué le dice una nalga a la otra?
- ¿Qué mierda pasa entre nosotras?

En la playa de Chipiona...
- Uy, Pepe, ¡pareces un águila!
- Por lo fuerte que estoy y este perfil que tengo y..
- No, no, por la uñas de los pies, que las tienes negras y pa' dentro.

- ¿Qué es asqueroso?
- Tirar tus calzoncillos a la pared y que se queden pegados.
- ¿Qué es más asqueroso?
- Que empiecen a resbalar hacia abajo.
- ¿Qué es más asqueroso todavía?
- Que intenten trepar hacia arriba.

Había una vez una golondrina que empezó a emigrar demasiado tarde en invierno, y se estaba congelando mientras volaba. Al final cayo a tierra, y ella creía estar ya acabada... pero entonces se le acerco una vaca que le soltó una plasta encima. Bueno, la caca estaba bien calientita, así que la golondrina se encontró mucho mejor y empezó a piar de satisfacción. Pero un gato oyó a la paloma, la saco de la plasta, la limpio, ¡y se la comió!
Esta historia tiene tres moralejas:
1. No todo el mundo que se te caga encima es tu enemigo.
2. No todo el mundo que te saca de un montón de mierda es tu amigo.
3. Si eres feliz y estas calientito dentro de tu montón de mierda, cállate.

Dos amigos están en la playa y uno de ellos le muestra un punto negro sobre el dedo al otro:
- Mira, una pulga inglesa.
- ¿Y cómo sabes que es inglesa?
- Porque me la he sacado de la ingle.

Pepito va por la calle redondeando y observando una bolilla de extraño aspecto, se encuentra con un amigo que le pregunta:
- ¿Qué llevas ahí?
- No se , me lo encontré
El amigo lo coge y lo huele y lo muerde y dice:
- ¡Pero si esto es mierda!
- Claro, me lo encontré aquí (debes decir esto señalando a donde la espalda pierde su honesto nombre).

Pepito está sentado en el regazo de Santa Claus, que le dice
- A ver, Pepito, ¿quieres un tren?(mientras le acaricia la nariz.)
- No.
- Entonces, ¿quieres una pelota?(Mientras le da palmaditas en la nariz)
- No.
- Hum. ¿Qué es lo que quieres?(y le da una rascadita en la nariz)
- Un culo. Y no me digas que no lo tienes, porque te lo estoy oliendo en la mano.

COCHINADAS


Un trillón de moscas no pueden estar equivocadas, ¡come mierda!

Una pareja esta besándose en el asiento trasero de un coche; la chica dice:
- Oye, creo que me he tragado tu chicle.
- No, si lo que pasa es que estoy acatarrado.

Una chica a otra:
- Ayer me comí una verga como una mazorca.
- ¿De grande?
- No, de granos.

Una chica empieza a hacerle una mamada a un chico y nota rápidamente una descarga en su boca.
- Hala tío, ¡que rápido que has corrido!
- No, si lo que pasa es que estas chupando tan fuerte que me has reventado los granos.

- ¿Por qué los gorilas tienen las narices tan grandes ?
- Porque tienen unos dedos enormes.

Estas tan buena, tan buena, tan buena.....
QUE TE COMERÍA LA REGLA A CUCHARAS

- ¿Cuál es el alimento más completo?
- ¡Los cojones! Porque tienen carne, huevo, leche y un ligero sabor a pescado...

- ¿Pero cómo puedes beber agua? ¿No sabes que los peces cogen en ella?

- ¿Cómo te sacarías un moco con cinco dedos?(ahora te pones los dedos alrededor de la nariz, como sujetándola)
- ¡Sal de ahí, estás rodeado!.

Esta un loco esperando para ver al psiquiatra cuando, de repente, se mete un dedo en el culo, lo huele y con cara de asco dice:
- ¿Loco yo? ¡Lo que estoy es podrido!

Este chiste es mejor escenificarlo:
Venancio va por la calle, y de pronto no termina de poner un pie en el suelo, se agacha y observa lo que iba a pisar, lo huele, unta un dedo y lo prueba y finalmente exclama:
- ¡Es mierda! menos mal, casi la piso.

En el lejano oeste, un vaquero se acerca a un caballo y le mete la boca en su culo. Una viejecita vestida de negro se queda horrorizada y le dice gritando escandalizada:
- Oiga, eso es asqueroso, ¿por qué lo hace?
- Es que tengo los labios cortados.
- ¿Y eso se los cura?
- No, pero así dejo de chapármelos.

Dos borrachos están tirados sobre las vías del tren. Se acerca un policía y ve que uno de ellos esta metiéndole el dedo en el culo al otro.
- A ver, ¿usted qué hace? ¿Acaso está ayudando a su amigo a apartarse de las vías?
- No, estoy intentando que vomite.
- ¡Claro! Pero así no lo va a conseguir.
- Espere a que le meta el dedo en la garganta...

Un hombre entra en un restaurante, pide una sopa y ahí que te ves al camarero con la sopa y con el dedo gordo metido en ella. El cliente le mira con cara de asesinarle y con sarcasmo le pregunta:
- Que, divertido lo del dedito en la sopa, ¿no, cabrón?
A lo que el camarero contesta:
- Es que resulta que me ha picado una avispa y tengo el dedo rojo, y el medico me ha dicho que lo ponga en algo caliente.
- ¡Pues te lo podías meter en el culo!
- No, si es lo que hago entre plato y plato.

Van en un tren un yanqui, un ruso y un mexicano, en estas que pasa una mosca volando y el ruso hace:
- Gruaapt, Putttttt.
Y le pega un escupitajo a la mosca que cae fulminada al suelo, y el ruso dice:
- Boris Demianenko, campeón de Rusia.
Al cabo de un rato pasa un mosquito volando y el yanqui:
- Gruaruarr, Piummmm.
Y le pega un escupitajo al mosquito que cae al suelo a plomo, y dice:
- Tom McKenzie, campeón de los Estados Unidos.
En ese instante pasa un abejorro súper gordo y el español:
- Grraaarraarrrrraarrraaa, Patapuajjj.
Y le pega un zipiajo al yanqui en un ojo y dice:
- Juan Pérez, aficionado.

Dos hombres están pescando en un río. Uno de ellos no consigue nada, pero el otro tiene ya un par de cestas llenas de truchas. Total, que el que no consigue pescar se mosquea y va a charlar con el otro, a ver como lo hace.
- Perdone, pero es que llevo toda la mañana intentando pescar y...
- Hmmm mmm... hh-mmm, hmhmhmhm....
- Que dice ?
- Mmmmm... mm, hmhmmmmmh
- Oiga, no le entiendo.
El otro le levanta la mano, haciendo un gesto para que espere un momento, mientras saca otra trucha del río. Cuando la ha metido en una de las cestas, se lleva la mano a la boca, expulsa una cosa blanca sobre la palma de la mano, y dice:
- El secreto es tener los gusanos vivos y calientes.
(Los gestos son obvios...)

Un hombre se va a protestar porque se ha encontrado un pedazo de madera en su perrito caliente :
- ¿Y qué esperaba, que sacásemos al perro de su casa para satisfacer sus gustos sibaritas?

Un niño acaba de nacer, pero en vez de ponerse a llorar cuando le pegan los azotes, pregunta:
- ¿Está aquí mi padre?
- Si, ¡yo soy tu padre!
El niño empieza a pegarle repetidamente con el puño en la cabeza, y le dice:
- ¿Qué, te gusta o que?

- ¿Qué es mas asqueroso que encontrarte un gusano en la manzana que te estas comiendo?
- Encontrarte solo medio gusano.

- ¿Cuándo se sucidó Hitler?
- Cuando le llegó la factura del gas.

Un experto en materiales va a un bar y ve a un borracho en un rincón que esta examinando una bola de color amarillo, la acerca a la luz y murmura
- Puessh parece plllassshtico... pero ssshhe esshtira commo la gomma...
El ingeniero se acerca intrigado y le dice:
- Oiga, ¿me deja que vea eso?
- Ssshi, claro, aquí llo tiennne...
- A ver... hum... si, parece de plástico, pero no es... tiene un elevado coeficiente de rozamiento, pero tampoco es goma, demasiado dúctil...hum... probablemente una resina sintética, aunque su fragilidad sugiere un gel de silicona... no, demasiado viscoso... desde luego no es una aleación sobre enfriada por ser translucido, y para ser un vidrio elástico es demasiado maleable... oiga, no tengo ni idea, ¿de dónde lo ha sacado?
- De mmmi nnnariz...

Dos ancianos están sentados al sol en la puerta de la casa de uno de ellos cuando una vecina, también anciana, se asoma a la calle completamente desnuda. Uno de los viejos, que no ve bien, le pregunta al otro:
- Oye, ¿qué lleva puesto tu vecina?
- No lo puedo ver, pero lo que si esta claro es que necesita un buen planchado.

- ¿Qué tiene una vieja entre sus tetas que no tiene una joven?
- El ombligo...

Tres viejos están sentados en un banco tomando el sol.
- Hay que ver lo que es la edad... tengo 70 años, y todos los días a las 7 en punto me levanto con unas ganas horribles de mear, pero no hay forma y me paso el día entero queriendo mear pero no puedo.
- Pues eso no es nada. A mis ochenta años, me levanto a las 8 y lo primero que hago es irme a cagar, pero nada, no hay manera, oye, y así me paso el día entero.
- Lo mío es peor. Con mis noventa años, yo meo todos los días a las 7 y cago a las ocho; luego, a las nueve, me despierto.

Un hombre va a comer a un restaurante barato y se sienta al lado de un viejo que está quedándose dormido encima de un plato de lentejas. Viendo que las lentejas tienen un aspecto estupendo, las pide, pero el caso es que el tiempo empieza a pasar sin que se las lleven. Como este tiene un hambre que no ve, y las lentejas del viejo están todavía calientes, decide comérselas y dejarle al viejo sus lentejas cuando le lleguen.
Total, que empieza a comer, y cuando esta acabando el plato ve un condón usado en el fondo. Incapaz de contenerse, empieza a vomitar las lentejas en el mismo plato, y entonces el viejo de al lado se despierta le mira, y le dice con cara de comprensión:
- A mi me paso lo mismo, yo también vomité al ver el condón...

PROBLEMA DE COMBINATORIA :
En una isla desierta hay una mujer, tres hombres y dos condones. El problema es conseguir que los tres hombres se la tiren de una forma "limpia", es decir, sin compartir ningún fluido.
SOLUCIÓN: El primer tío se pone los dos condones y se la tira. Se quita los condones (con cuidado). El segundo tío usa el condón que estaba encima (el lado de dentro esta limpio) y se la tira. El tercero le da la vuelta al condón que estaba debajo, se lo pone, y encima pone el otro condon, sin darle la vuelta, y se la tira.

Un tío nota que el café de la oficina tiene últimamente un sabor extraño, así que un día abre la cafetera para limpiarla y se encuentra un pie humano dentro, con calcetín y todo. Siendo un chico muy considerado, se lo regala a su novia, pensando que quedara genial poniéndolo en el suelo del comedor de su casa, detrás de la puerta, haciendo de tope para que la puerta no golpee la pared. Pero la chica no está demasiado ilusionada, y le recuerda que su comedor no tiene una, sino dos puertas, y que le haría falta un par de pies. El chico se queda muy triste, claro. Al cabo de un tiempo, este tío vuelve a notar que el café de su oficina tiene ese curioso sabor, así que vuelve a abrir la cafetera y se encuentra otro pie. Loco de alegría, va corriendo a casa de su novia con el nuevo pie, pero la chica le dice:
- Hombre, tío, esto no hace juego, me has traído dos pies izquierdos.

( Este chiste ha de ser contado con cierta seriedad, como si estuviesen hablando dos personas extremadamente educadas.)
- No, Mister Sullivan, la decisión es irrevocable, usted ha sido expulsado del club y no puede ser readmitido.
- ¿Pero por qué?
- Ya se lo he dicho, por haberse meado en la piscina.
- Pero es que yo me niego a creer que esta es la razón verdadera. Lo que ocurre es que yo tengo enemigos dentro del club que me odian. Por ejemplo, ese hipócrita de Mister O'Hara, que tan airadamente voto para que me expulsasen; pues bien, a este señor yo le visto demasiadas veces con una sospechosa cara de satisfacción en el agua.
- Si, bueno, eso puede ser cierto, pero es que el nunca lo ha hecho desde el trampolín.

Un pescador va a una tienda en la bahía de Hudson y le pide al tendero una lata de comida para gatos. El tendero, contesta:
- ¿Puedo ver a su gato?
El pescador se pone rojo y se larga cortadísimo. Pero vuelve al día siguiente:
- ¿Me da una lata de comida para perros?
- ¿Podría ver a su perro?
Y de nuevo el marinero se siente descubierto, se pone colorado y se va. Vuelve al día siguiente con una bolsa, y el tendero cree que dentro habrá algún conejo o algo parecido que haya cazado.
- Por favor, ¡meta su mano aquí dentro!
- Vamos a ver que tienes... esto... hhhmmmm... no se, ¿qué es esta cosa húmeda y calida?
- ¿Me dá un rollo de papel higiénico?

Un hombre de ciudad "del este" esta haciendo un viaje por el salvaje oeste. Lleva ya varios días sin cagar, porque es demasiado fino y elegante para hacerlo en mitad del campo, donde hay animales y ninguna intimidad. Llega a un campamento, en el borde de la civilización, y procurando no hacérselo encima, se mete en el salón y pregunta al camarero por los servicios. La gente se medio descojona de el, pero el camarero le dice:
- Por esa puerta, caballero.
El tío sale por esa puerta y se encuentra en un patio donde el olor es insoportable, y hay dos montanas enormes de mierda. Subido a un de ellas hay un cowboy con los pantalones bajados, en plena actuación, que le saluda alegremente. El elegante viajero se resigna, a pesar del asco que le da el sitio, así que se acerca al otro montón y empieza su numerito. Entonces el cowboy que estaba cagando en el primer montón adopta un aire un poco raro, como cabreado... acaba de cagar, se sube los pantalones y se despide del viajero diciéndole "¿Qué, recién llegado al pueblo, no?". Luego se mete en el salón, y le dice al camarero:
- Oye, Sam, ya esta bien la broma, no, ¡a ver si no mandas mas lechuguinos al servicio de las mujeres!

Dos hombres están pescando en un lago donde un grupo de deportistas están haciendo esquí acuático, y lógicamente les están espantando la pesca. Al cabo de un rato, uno de los pescadores está harto, y cuando uno de los esquiadores pasa cerca de la barca, le tira a la cabeza una lata de gasolina. El pobre hombre suelta la cuerda y empieza a hundirse inmediatamente. El pescador que le ha tirado la lata se lanza al agua y al cabo de unos minutos sale con el cuerpo, lo meten en la barca y rápidamente empiezan a hacerle el boca a boca. Sin embargo, el ahogado no da señales de vida, y lo único que nota el pescador es que esta frío y que el aliento le huele fatal... hasta que el otro pescador le dice:
- Oye, ¿estás seguro de que el tío al que le tiraste la lata llevaba bombonas de oxigeno?

Esto que era un tío que se llamaba Pepe que tiene que ir a la Capital del Reino para rellenar unos papeles, el buen hombre mas despistado que un piojo en la cabeza de un calvo se encuentra con su amigo de la infancia, Juan.
- Hola Juan - dice nuestro amigo - ¡cuanto tiempo sin verte!
- Pero Pepe, ¡como tú por aqui!
- Pues nah, yo ...
- Pero alma de Dios, dime donde te estas quedando por las noches.
- Me quedo en un pensión y eso.
- Nada, nada, esta noche vienes a dormir a mi casa y así de paso te presento a mi mujer.
Llega la noche. El matrimonio y Pepe se disponen ya a acostarse, en su lujoso piso de 50 metros cuadrados, y claro esta a Pepe le toca dormir en el sofa. Esto que es la 1 de la noche y le entra unas ganas de cagar que son algo. "No, no, tengo que aguantarme, imagínate si me levanto y la mujer de mi amigo esta despierta y me pilla en calzoncillos, me aguanto un poco."
Llegan las dos de la manzana y la misma historia, las 3, las 4...
"¡YA NO AGUANTO MAS!" Por lo que el buen hombre entre su vergüenza y timidez decidió hacer sus cosas en un maceta que se encontraba por ahí. Primero la saco del tiesto, defeco, y la volvió a colocar en su sitio con todo su cariño. A la mañana siguiente el buen Pepe se fue para su tierra despidiéndose de su querido amigo. Paso el tiempo, Pepe se fue olvidando poco a poco de su amigo Juan hasta que un buen día llego un telegrama:
SABEMOS QUE TE HAS CAGADO
PERO POR TU PADRE ¡DINOS DONDE!

- ¿Por qué a las rubias no se les caen las tripas a través del chocho?
- Porque el vacío que tienen en la cabeza las absorbe para arriba...

Dos enfermeras se cruzan por un pasillo en un hospital:
- Susi, ¿qué haces con ese termómetro en la oreja?
- Mierda, ¡ya se quién tiene mi lápiz!

Un viejo juez era demasiado serio, así que un día unos amigos suyos deciden llevárselo de juerga y emborracharlo. El pobre hombre coge una peonza de cuidado, y sus amigos tienen que llevarlo de vuelta a su casa. Al día siguiente se encuentra absolutamente avergonzado, y desayunando con su esposa, que no esta demasiado contenta:
- ¿Y qué tal anoche? ¿Te divertiste?
- Si... bueno, nada de particular, me tomé una cerveza con los amigos.
- Pues tenias la camisa llena de vomitado..
- Ya, pero no era mío... es que un borracho que estaba por allí se acerco a nuestra mesa y me vomitó encima, pero se va a enterar, porque lo detuvieron y esta tarde lo voy a juzgar.
La esposa no se lo cree, por supuesto, pero una persona en su posición social sabe cuando debe callarse. Esa tarde, cuando el juez vuelve a casa:
- ¿Y qué, fuiste muy duro con el borracho que te vomito?
- La verdad es que no, le puse una multa de 1000 pesetas por desorden publico y lo mande a la calle.
- Pues la verdad es que me parece poco, porque el tal desorden debió ser algo de cuidado. Vamos, me imagino, porque se cago dentro de tus pantalones...

Una mosca esta comiendo mierda con su hija; la niña, de repente, se queda pensando y luego le pregunta a su madre:
- Oye, mama, ¿a tí te gusta la mierda?
La madre le pega un sopapo y le contesta:
- Hija, no uses esas palabras cuando estemos comiendo.

Dos árabes van por el desierto montados en un camello y están muy preocupados porque el camello lleva ya varias semanas sin haber probado agua; afortunadamente llegan a un oasis, pero el camello se niega a beber agua, así que uno de ellos le dice al otro:
- Mira, así no podemos continuar el viaje, porque este camello se está deshidratando. Vamos a obligarle a beber agua; yo le meto la cabeza debajo del agua, y mientras tu le absorbes por el culo, como si fuese una paja, y así seguro que va a tragar agua.
Total, que lo hacen, mientras uno esta sorbiendo del culo del camello, el otro le mete la cabeza dentro del agua; cuando el camello vuelve a respirar, el que esta al lado de la cabeza le pregunta al otro:
- Oye, ¿qué tal te ha ido?
- Bien, pero la próxima vez no le hundas tanto la cabeza, porque está tragando barro.

Un viajero se para en una gasolinera para cagar, y con las prisas se mete en el servicio sin darse cuenta de que no hay papel higiénico.
Al acabar ve un cartel que dice "límpiese con un dedo y luego métalo en este agujero para limpiarlo con cuidado". Como no puede hacer otra cosa, este hombre se limpia el culo con el dedo y luego lo mete en el agujero indicado. Inmediatamente recibe un calambre en el dedo, así que lo retira con toda rapidez y se lo mete en la boca para chuparlo...

Dos turistas chinos se van de vacaciones en los Estados Unidos y compran un par de perritos calientes. Uno de ellos se queda mirando su bocadillo con cara de asco y le pregunta al otro:
- ¿Oye, a ti que parte del perro te han dado?


MENSTRUACIÓN


- ¿Qué le dice el conde Drácula a su novia para despedirse?
- Hasta el mes que viene.

- ¿Por qué los tampones tienen un cordoncito?
- Para que te puedas limpiar los dientes.

- ¿Cuál es la diferencia entre la sangre menstrual y la arena?
- Es imposible hacer gárgaras con arena.

- ¿Cómo te puedes quedar con un arqueólogo?
- Dale un tampón usado y pregúntale de que periodo es.

Esto es el club de monstruos.
El hombre lobo pide un vaso de vodka.
El monstruo de Frankestein pide una garrafa de aguardiente.
El conde Drácula pide un vasito de agua caliente, y empieza a cantar "Hornimans, el sabor de una taza de te" mientras se saca del bolsillo un tampón usado.

Dice un mexicano
- ¡Que viva la Menstruación!
- ¡Dirás la Revolución, mano!
- Da igual, ¡que corra la sangre..!

VOMITIVOS LARGOS


Una persona con un grano enorme en el culo va a ver a un doctor, porque no se puede sentar. El doctor le mira el grano, y con cara de asco incontrolable le dice, a punto de vomitar:
- Bueh, esto es increíble, que cosa mas repugnante, no, no le puedo ayudar ¡lárguese de aquí!
Total, que la persona se va a otro medico, y luego a otro, hasta que el ultimo doctor de la ciudad le dice que le da demasiado asco y que le deje en paz.
- Pero mire, es que ya no quedan mas médicos en esta ciudad, ¿qué puedo hacer ahora?
- ¡Y que quiere que yo le haga!... bueno, aahora que lo dice, me acuerdo de un colega llamado Pepe Chupapus, dejo de ejercer por falta de clientes, ¿por qué no va a verle?
Total, que nuestro hombre va a ver al doctor Chupapus, que es un viejo asqueroso con la cara sudorosa llena de verrugas repelentes, con cuatro pelos mal colocados y que le recibe en pijama y sin afeitarse.
- Buenas, venia a ver al doctor Chupapus.
- Si, soy yo. (Mientras lo dice, le echa el aliento al pobre hombre, que se queda bizco.)
- Verá es que tengo un grano en el culo, y ninguno de sus colegas me quiere ayudar, y...
- Pase, pase (mientras se come un moco con una mano y se rasca los huevos con la otra.)
El doctor Chupapus le mira el culo, analizando el grano, que es inmenso, verdoso, peludo, lobulado, sanguinolento, costroso, sucio, purulento y esta lleno de gusanos enroscándose. Mientras lo examina hace ruidos nasales con aire pensativo. El pobre paciente esta mareado por el olor de los sobacos de Chupapus, pero no acaba de desmayarse debido al dolor que le produce el medico al hurgarle dentro del grano con sus retorcidos dedos.
Finalmente, Chupapus le dice:
- Nah, esto se lo arreglo yo en un momento.
Entonces el medico se agacha, mientras las rodillas le crujen espantosamente, le pone la desdentada boca encima del grasiento culo y empieza a chupar expertamente con fruición del rebosante grano. Nuestro hombre rápidamente se siente aliviado, a pesar de que empieza a rascarse a causa de las garrapatas que le esta contagiando el viejo. Al cabo de un rato ha sido tal el movimiento de fluidos en el trasero del pobre hombre, que tiene una necesidad imperiosa de tirarse un pedo. Intenta evitarlo, pero entonces el viejo cambia de postura para tener un acceso mas fácil a las profundidades putrefactas del grano y le acaba de meter la nariz en el culo, en ese momento el paciente ya no puede aguantar mas y suelta toda la carga gaseosa acumulada. El medico se incorpora, con la cara cubierta de sangre, pus viscoso y mierda, y le dice amargamente:
- Sabe, gente como usted hace que este trabajo sea desagradable.

Un fabricante de clavos quiere hacer un anuncio para la tele, y se lo encarga a un amigo. Ese domingo, a las doce en punto, el fabricante esta enfrente de la tele, y ve el anuncio en cuestión.
Se ve a Jesucristo crucificado en pelotas, cubierto de costras y porquería, mientras la cámara se va acercando. De repente, desclava una mano con toda facilidad, mientras la sangre salpica a borbotones, y dice sonriendo a la cámara:
- ¿Vé que porquería de crucifixión? Para esos trabajos importantes de los que dependa algo mas que su dinero, no use mas que clavos de absoluta confianza. Los clavos Plim nunca le dejaran colgado.
Después reclina la cabeza sobre el hombro, mientras vomita sangre, y expira, mientras la cámara le enfoca los genitales descargándose de orina y semen.
Total, que el fabricante se echa las manos a la cabeza. "Dios mío, que desastre, oh cielos". Llama corriendo a su amigo.
- ¿Pero qué has hecho, desgraciado? ¿Cómo se te ocurre utilizar a Jesucristo para hacerme publicidad? ¡Me has buscado la ruina!
- Na, tío, no te preocupes, ahora mismo arreglo esto.
Pasa una semana en la que no ha parado de recibir todo tipo de quejas, no ha vendido nada y el negocio esta a punto de hundirse, aparte de que su familia y amigos le han repudiado. Se pone a ver la tele a las doce en punto otra vez, con el alma en vilo.
Esta vez se ve al mismo tipo de la semana pasada corriendo desnudo por el desierto, cubierto de mugre y sudor, con el pelo lacio y los pies descalzos sangrando y llenos de ampollas. Mientras, dos musculosos soldados romanos se acercan en un carro tirado por tres briosos caballos. Empiezan a tirarle flechas, que hacen un ruido espantoso al clavarse en los huesos del corredor, y cuando le alcanzan, uno de los soldados le pega una lanzada en el vientre que salpica la cámara con intestinos. Luego se bajan del carro. El fugitivo esta implorando piedad llorando, mientras se retuerce agónicamente en el suelo intentando sujetarse las tripas, pero los soldados se ríen y se burlan de el, le rematan mientras le insultan, le cortan la cabeza y la clavan en lo alto de una de las lanzas. Entonces, el que tiene la cabeza le dice al otro:
- ¿Ves? Ya te dije que utilizases clavos Pllim, que se iba a escapar y que valía la pena gastarse un poco mas de dinero. ¡Clavos Plim, calidad suprema para trabajos importantes.!

- ¡Pepe, cuanto tiempo!
- ¡Hombreee! ¿Qué es de tu vida?
- Pues ya ves, me he casado.
- No sabia. Enhorabuena, oye.
- Gracias.
- ¿Y qué, tu mujer estará buena, no? ¡Le echarás buenos polvos!
- Pues mira, la verdad es que eso no, porque es que tiene unas costras bastante gordas en el conejo, y aquello le sangra y le supura tanto, y le huele tan putrefacto, que la verdad, no tengo yo estomago para eso...
- Caray, macho, que putada... Pero bueno, por lo menos unas buenas tetotas si que tendrá, y se las chuparas bien a gusto, y te hará cubanas...
- Pues mira, que quieres que te diga, eso tampoco, porque aparte de tenerlas super peludas, pelos gordos, negros y rizaos, tiene unos quistes enormes, sobre todo alrededor de los pezones, que le da un aspecto bastante poco agradable. Es como un acné agudo pero a lo bestia. Además tiene unos bichitos que hacen como galerías por debajo de la piel, y donde mas tiene es ahí. Como comprenderás, pues no quiero que me contagie nada...
- Puta, que mala suerte, oye. Bueno, por lo menos una buena boca, con unos grandes labios para pegarte muerdos y mamadas increíbles... ¿eso si, no?
- Pues mira por donde, eso tampoco. Entre la piorrea que tiene, con las encías renegridas y sangrantes, los dientes medio negros y roídos por la caries, la boca llena de llagas, los labios llenos de calenturas purulentas, un moqueo constante, un alientazo que no huele a otra cosa que a mierda, y lo fea que es la tipa, la verdad es que no le doy ni besos de buenas noches.
- Que ascazo. Pero dime, ¿por qué chingados te has casado con tal monstruo?
- Bueno, tu ya sabes que a mi me gusta mucho pescar...
- Si
- Pues es que a esta tipa le salen gusanos por el culo así de gordos. (se hace el gesto obvio)

Esto es el oeste. Un tipo se ha perdido en el desierto y tira todo lo que lleva encima para poder andar mas ligero. Llega medio muerto de sed a un pueblo, pero no tiene ni un duro, así que se va al salón y le dice al camarero con cara agonizante:
- Mire, no puedo pagarle, pero es que me estoy muriendo de sed y...
- Forastero, le daré todo el agua que quiera, pero tiene que demostrarme que esta realmente desesperado bebiendo de la escupidera.
El tipo mira la escupidera y siente una arcada espantosa... esta llena hasta rebosar de escupitajos, tabaco mascado, polvo, ceniza, colillas, vomitado de borrachos, moscas muertas, pis de ratones, incluso hay una lagartija pudriéndose en medio del cocido. Pero claro, mientras estaba perdido en el desierto también ha tirado su revolver, y se esta muriendo de sed, así que empieza a beber de la escupidera. Inmediatamente varios de los clientes salen del salón, y el camarero le dice:
- ¿Pero qué hace? ¡Déjelo ya, desgraciado!
Pero el tipo no hace ni caso y sigue bebiendo. Los pocos clientes que quedan en el salón están vomitando, mientras el camarero grita:
- ¡Pare! ¡Le digo que pare! ¡Le doy todo el agua que quiera!
Pero el tipo ni caso. Al final se traga todo el contenido de la escupidera, lagartija incluida, y la cantina se ha quedado vacía. El camarero le dice:
- ¿Pero por qué lo ha hecho?
- ¡Es que estaba todo pegado!

Dos exploradores llevan perdidos una semana en el desierto y ya no les queda agua ni alimentos. Andan deshidratados, con las lenguas pegajosas llenas de unas ampollas viscosas, y uno de ellos ya esta empezando a pensar ,en matar al otro para beber su sangre y comérselo. En esto que ven una especie de cueva, y se dirigen hacia ella para descansar un rato en el fresco; pero una vez que están dentro, se dan cuenta de que es una tumba y ven una momia. Tras cruzarse unas miradas de complicidad, uno de ellos se arroja sobre los despojos para comérselos. Aparta las pesadas telarañas y una capa de polvo con varios centímetros de grosor, y luego procede a arrancar las vendas; esta tarea resulta bastante difícil, porque están todas pegadas entre si debido a que los fluidos de la descomposición se apelmazaron entre las vendas y las han cementado. Suerte que también las vendas están medio podridas y alguna serpiente ha hecho agujeros donde se puede meter la mano para agarrar firme. Una vez que ha conseguido apartar las vendas, el olor que inunda la tumba es espantoso, pero este tipo tiene demasiado hambre como para entretenerse con tonterías. Ve que queda bastante poca cosa de la momia, porque esta todo lleno de gusanos comiéndose sus tripas. Empieza a remover entre los nauseabundos restos, y descubre que dentro del intestino de la momia hay un pedazo de caca, que también esta momificada y siendo devorada por los gusanos. Mientras busca algún bocado para comer, a la momia se le desprenden los brazos y la cabeza, que al golpear contra el suelo se rompe en dos y deja escapar un repugnante liquido verde, viscoso y apestoso del interior del cráneo, en el que se revuelven unos cuantos gusanos. Finalmente, descubre que el único trozo de momia en buenas condiciones es la entrepierna. No esta demasiado comida por los gusanos, e incluso tiene unos nutritivos huevos de cucaracha. La capa verdosa de moho se puede apartar con la mano. también hay algún que otro escarabajo, pero estos le van a dar un poco de sabor a la cosa. Después empieza a comerse tranquilamente el culo, mientras mira recelosamente al otro explorador para que no le quite su comida. La carne tiene un sabor asqueroso, esta completamente seca y tiene una consistencia polvorienta de cuero viejo. Varios trozos se le desprenden al comer, pero los recoge del suelo para no dejar ni migas. Cuando esta lleno y ha acabado de comer, se sienta, eructa, y entonces el otro le dice:
- ¿Pero qué has hecho desgraciado? ¿Pero tú sabes que te haz comido? ¡Una momia! Esa carne puede llevar aquí varios miles de años. Debes darte cuenta de que para conservarla durante tanto tiempo debieron atiborrarle de conservantes y Dios sabe que guarradas, algunas de ellas probablemente toxicas e incluso cancerigenas. ¿Es posible que eso fuese bueno para una momia, pero te imaginas lo que te puede hacer a ti? Probablemente empezaras a criar tenias mutantes. Imagínate la cantidad de bichos que pueden haber estado por aquí, ya has visto los gusanos y los escarabajos, pero es que también deben pasar ratas de vez en cuando, que se mean entre las vendas. Además, ¿te has fijado que la capa de polvo que apartaste al principio era mierda de murciélagos? Es que no puedo creerlo, ¿después de esto serás capaz de volver a tu casa y besar a tu esposa? Con esa boca que has utilizado para descapullar una verga podrida, arrancándola el prepucio de cuajo, y con esa lengua, con la que has saboreado las vesículas seminales fosilizadas de alguien de quien no sabes ni a cuanta gente dio por culo.
El que se ha comido la momia empieza a tener asco, y entonces el otro remata su tarea:
- Aparte de que no tiene ningún tipo de garantía sanitaria, imagínate que este tipo se hubiese muerto de alguna enfermedad venérea. Y tu te has tragado todos los virus momificados, junto con el tejido corrupto de una verga infectada y purulenta. Y ahí estas, tan contento, intentando no recordar lo repugnantes que son los chancros de la sífilis. Aunque yo particularmente apostaría por la lepra o algún tipo de gangrena genital, ya has visto con que facilidad se le desprendieron los huevos. Con un poco de suerte empezaras a pudrirte vivo por el intestino y lo descubriremos a tiempo cuando cagues el cadáver de tu primera mierda.
Esto ya es demasiado, así que el explorador que se ha comido los restos de la momia se da la vuelta y empieza a vomitar encima de los huesos polvorientos de una cabra que algún animal devoro en la tumba. Obviamente, estando tan deshidratado, el material regurgitado es particularmente viscoso y pegajoso. Cuando ha acabado de sorber y escupir los trozos de vomitado que se le han quedado atascados en las narices, el otro se lanza sobre el vomitado, diciendo:
- ¡Eso, eso, calientito, como a mi me gusta!.

EL CHISTE DEL CLUB DE LOS SUCIOS PERVERTIDOS BASTARDOS


Este tío esta machacándosela encima de un Playboy cuando se corre y pringa de semen el póster central. Cagándose en Dios, empieza a limpiarlo con un calcetín usado, y entonces se da cuenta de que el lefotazo se ha deslizado hasta un anuncio que dice :

+------------------------------------------------------+
| UNASE AL CLUB DE LOS SUCIOS PERVERTIDOS BASTARDOS |
| |
| Conozca otros hijos de puta y pierda sus complejos |
| al ver que existen puercos todavía mas asquerosos |
| que usted. Simplemente escriba dando 5 razones por |
| las que usted cree que debería ser admitido. |
+------------------------------------------------------+

El tío se queda pensativo mientras chupa distraídamente el calcetín.
"Hombre, la verdad es que parece interesante... lo mismo consigo conocer a algún cabrón tan vicioso como para hacer lo que me realmente me gusta a mi".
Total, que escribe, mandando las siguiente razones:
1) Follo a mis tías dándoles por el culo cuando tienen diarrea, porque me gusta que estén bien lubricadas, pero me jode que luego no me quieran mamar la polla. Noto este rechazo particularmente en las orgías; parece que la gente se la chupa a todo el mundo excepto a mi, por eso a veces me pongo violento.
2) Jamás me ha importado que nadie estuviese teniendo la regla o que tuviesen infecciones o que se hubiesen acostado antes con otros animales, ni le he pedido a nadie que se ponga un condón antes de encularme, así que me frustra que me hagan remilgos por el mero hecho de que no me he lavado desde que hice mi primera comunión, o por tener la lengua sangrando después de picarme, o porque me gotea pus de los granos en los sobacos, o cualquier otra excusa.
3) Puedo follar todo agujero, a menos que su dueño haya estado muerto tanto tiempo que este demasiado descompuesto y el tejido haya perdido su turgencia, porque entonces no se obtiene ninguna sensación. A este respecto, debo añadir que lo mejor son los cerdos que llevan muertos una semana, porque el rigor mortis le da una dureza increíble a su culo, y además el olor es excitante.
4) En cuanto a lo de bastardo, la verdad es que no estoy seguro; mi madre era una furcia barata, pero se quedo embarazada de mí poco después de haber sido violada por su padre (que también era su tío), así que si yo fuese hijo de mi abuelo probablemente la cosa se quedaría simplemente en la familia. Espero que no importe.
5) En la actualidad mi vida esta jodida porque la poli me persigue desde que la cague en un atentado terrorista. también he tenido algún problema con drogas, sectas y la mafia, de hecho estoy tan jodido que a veces incluso hasta pienso que me lo haría por dinero con un político.
Y como una referencia extra, les mando esta solicitud escrita en una hoja con la que me he limpiado el culo.
No ocurre nada durante la semana siguiente, aparte de perder una pierna en una partida a la ruleta rusa con explosivos que afortunadamente ganó (claro que, de haber ocurrido algo, tampoco lo recordaría por haber estado borracho), y entonces recibe la siguiente contestación :

Ridiculizado inútil,
todavía nos estamos descojonando de tu birriosa carta. Vuelve a las tripas de tu puta madre a seguir mutándote o déjanos en paz. Tus ansias de aficionado de impresionarnos mandándonos una carta pasada por tu degradado culo nos parecen patéticas, cuando todo el mundo sabe que un autentico cabrón no se limpia el culo nunca; nos ha bastado esto para decidir que no eres lo suficientemente cerdo como para entrar en nuestro club.
Púdrete en silencio y no nos jodas, imbécil baboso, porque no nos das pena; si pasas hambre, comete los mocos de tus antepasados, y si no follas, acuéstate con una puta leprosa y cuando se te desprenda la polla te la chupas todo lo que quieras. Obviamente lo único interesante que podía haber en ti se le escurrió a tu madre piernas abajo mientras follaba con su perro. Cuando hayas empeorado, vuelve a escribirnos y a lo mejor te escupimos.
Humillantemente,
la junta directiva del club de los sucios pervertidos bastardos.

Un holandés se encuentra con un amigo suyo en la calle :
- Oye, pues mira, acabo de comer en el restaurante de la esquina, y no sabes que porquería de comida; todo recalentado, seco, insípido, soso y mohoso, pura grasa rancia, y además lleno de pelos y moscas; el servicio, un asco, con los cuartos de baño apestando el comedor; los platos, cubiertos y vasos estaban sucios y llenos de pegotes de comida seca; el vino, barato y avinagrado, malísimo; todo grasiento, hasta la silla y la mesa, creo que la vinagrera tenia mas aceite que otra cosa; el yogur del postre estaba caducado y tenia unas manchas amarillas que creo que debían ser colonias de bacterias; el café repugnante, y la leche estaba cortada; los saleros vacíos, oxidados y con los agujeros tapados; la botella de ketchup es de esas que se rellenan, pero como nunca la lavan esta pringada de tomate hasta en el fondo, y tenia una costra tan dura arriba que no se podía ni cerrar; el pan estaba duro, revenido y mojado en el fondo; la servilleta mugrosa y multicolor; el suelo lleno de papeles, colillas, huesos y otras basuras, suerte que las cucarachas se encargan de limpiarlo; los palillos estaban medio podridos y se te rompían entre los dientes; el cenicero apestaba a colilla quemada, y cuando pedí que me lo apartaran, al camarero se le cayo todo dentro de mi plato; los camareros son novatos, antipáticos, lentos, cochinos y descuidados; pero lo peor de todo, lo que me ha fastidiado la comida, es que las raciones son increíblemente pequeñas.


En un bar de carretera hay un marica con un poco de pluma, y la gente se empieza a descojonar de sus maneras. Primero va un negro, eructa y dice socarronamente:
- ¡Huy, perdone !
Entonces un chino eructa también, pero a lo bestia:
- ¡Buuuuuuoooooooooorrrrrrrrp!
Sale un boxeador sonado descojonandose :
- Ja, ja, ja, a ver quién es todavía mas soez que esto ¡Flaps!
Y esparce un bocado de tabaco sobre una pared. Entonces sale un judío, se saca un moco enorme de la nariz y lo restriega contra la pared. Luego un filipino se acerca a la pared y empieza a mear sobre ella. Entonces aparece un drogadicto, que se pincha, se saca un poco de sangre, y luego con la jeringuilla se pone a hacer pintadas obscenas en la pared. A continuación, un árabe empieza a chapotear en el pis, mientras un indio vomita en sus botas. Un hispano sale, se baja los pantalones y se caga mientras restriega el culo en toda la porquería. La siguiente es una puta que se saca un tampón lleno de coágulos rojos y blancos, lo exprime salpicando la pared, lo frota por todas partes, y se lo vuelve a poner. Luego sale un pakistaní que dice :
- ¡Yo puedo ser todavía mas asqueroso!
Y para demostrarlo, se agacha y empieza a chupar del suelo y de la pared. Entonces se hace una pausa, y por un momento parece que ya nadie puede superar al pakistaní, pero el marica se levanta y dice:
- Pues para que os enteréis todos, yo puedo ir todavía mas lejos.
Y coge y le pega un beso a tornillo al pakistaní.

No comments: