Sunday, January 20, 2008

Chistes sádicos


Un sádico, un masoquista, un asesino, un necrófilo, un zoofílico y un pirómano (casi nada) están sentados en un banco del parque sin saber que hacer, algo totalmente habitual.
Empieza el zoofílico:
- ¿buscamos un gato y nos lo follamos?...
Dice el sádico:
- nos lo follamos y luego le hostiamos...
Y el asesino:
- nos lo follamos, le hostiamos y luego lo matamos...
El necrófilo añade:
- nos lo follamos, le hostiamos hasta que se muera y luego nos lo follamos otra vez...
El piromano visiblemente ilusionado:
vale, nos follamos un gato, le hostiamos, lo matamos, nos lo volvemos a follar y luego le pegamos fuego...
El masoca, soltando babas por la boca, se pone a cuatro patas y dice:
- ¡miauuuuu...!

Un tío esta haciendo un agujero en su jardín para plantar un árbol cuando desentierra una lámpara mágica. La frota y le aparece un genio que le dice :
- Te voy a conceder tres deseos, pero a tu vecino le voy a dar el doble de lo que tu me pidas.
- Humm... mira, quiero una rubia que este buenísima y que pese 65 kilos, que le des a mi vecino cien millones de pesetas, y que me des a mi un susto que me deje medio muerto.

Un niño llama a un telefonillo:
- ¿Baja Juanito a jugar al fútbol?
- Pero si Juanito no tiene ni brazos ni piernas.
- Ya, pero bota muy bien.

El lunes negro, un hombre llama por teléfono a una oficina en Wall Street y lo coge una secretaria.
- ¿Puedo hablar con el señor Spencer, mi corredor de bolsa, por favor?
- Lo lamento, pero el señor Spencer ha fallecido. ¿Puedo ponerle en contacto con otra persona para que le ayude?
- No, gracias.
Cuelga. Al cabo de diez minutos vuelve a llamar.
- ¿Puedo hablar con el señor Spencer, mi corredor de bolsa, por favor?
- No, ya le dije antes que ha muerto. ¿Puedo ayudarle en otra cosa?
- No, gracias.
Cuelga. Quince minutos mas tarde:
- ¿Puedo hablar con el señor Spencer, mi corredor de bolsa, por favor?
- ¿Pero bueno, es que acaso se cree usted que me lo estoy inventando? ¡El señor Spencer se ha suicidado esta mañana. No esta aquí! Usted no puede hablar con el, es imposible. ¿Por que $%#@*! insiste en hablar con él si ya le he dicho que ha muerto?
- Es que me encanta oírlo.

Un arqueólogo israelita en mitad del desierto consigue el hallazgo de su vida, unos papiros antiquísimos que parecen contener la versión mas antigua conocida de la Biblia. Mientras vuelve andando a su campamento, exultante de alegría y fervor patriótico, ve a un árabe acampado al lado del camino, y decide tomarle el pelo.
- Abdul, he estado perdido por el desierto durante 40 días con sus cuarenta noches. Dame agua.
- Bueno, a pesar de ser un judío maleducado y mi jurado enemigo, la ley del desierto me obliga a tratarte como un honorable huésped durante tres días, así que te daré agua.
El judío bebe, y luego le dice al árabe:
- Abdul, durante estos días no he comido nada. Aliméntame.
El árabe maldice en silencio la ley del desierto mientras le prepara un trozo de cabra asada. Cuando ha acabado de comer, el judío le vuelve a exigir al árabe:
- Abdul, durante estos días no he tenido contacto sexual alguno. Dame por culo.
A regañadientes, el árabe procede a satisfacer al judío. Cuando se ha corrido, el judío le dice:
- Abdul, tengo que hacerte una confesión. No he estado perdido por el desierto, simplemente quería comprobar si serias tan tonto como para obedecer la ley del desierto.
- Pues mira, yo también tengo una confesión que hacerte. Y entonces le saca del culo los pergaminos cubiertos de mierda.

Van a ejecutar a dos condenados a muerte.
- ¿Algún ultimo deseo?
- Si, me gustaría escuchar un disco del Perales.
- De acuerdo. ¿Y tú?
- Quisiera que me matasen antes.

- ¿Qué hace un bebe en una bañera llena de sangre??
- Masticar una cuchilla de afeitar

- ¡Pepe, Pepe! Tu mujer esta en comisaría denunciándote por malos tratos.
- Pues sera por escrito porque yo le he partido la boca.

- ¿Qué hace una mujer en una bañera llena de sangre?
- Masturbarse con una batidora

- Me he comprado un casco que lo aguanta todo...
El otro coge un martillo de tirar paredes y le da en la cabeza con toda sus fuerzas.
Al del casco le empieza a salir los sesos por la nariz y le dice el otro:
- Suénate los mocos que te voy a dar otra vez.

- ¿Qué hace una niña bosnia columpiándose?..
- Pues poner nervioso al francotirador.

- ¿Qué es un montón de tretapléjicos tirándose de un rascacielos?.
- El tetris.

- Ja, ja, esto es mas divertido que arrancarle los pedos a un bebe saltando encima suyo, ja, ja.

- ¿Cuál es la diferencia entre un coche viejo y un testigo de Jehová?
- Al testigo de Jehová le puedes cerrar la puerta.

- ¿Qué es negro y rojo y no puede darse la vuelta en un pasillo?
- Una monja con una jabalina atravesándole la cabeza.

- ¿Cuál es la diferencia entre un violín y una viola?
- Una viola arde durante mas tiempo.

- ¿Cómo puedes matar a un italiano?
- Esperas a que beba algo y entonces le machacas la cabeza bajando con todas tus fuerzas la tapa del retrete.

Una niña llorando en un bosque. Se acerca un psicópata con un machete del copón y le pregunta niña:
- ¿Por qué lloras?.
- Porque quiero una armónica y no me la han comprado.
Responde el psicópata dándole el machete.
- Toma una armónica
Y la sonrisa de la niña fue cada vez más grande...

Un tío de ciudad del este, de viaje por el Salvaje Oeste, esta en un salón cuando llega un vaquero y grita:
- ¡Que llega el Gran Mike! ¡El Gran Mike va a venir!
Inmediatamente se arma un follón tremendo y todo el mundo sale corriendo, antes de que este forastero pueda enterarse de lo que esta ocurriendo; al cabo de unos segundos, un tío enorme, algo así como dos metros de alto y 300 kilos de peso, entra en el salón montado en un toro, y le dice a este tío, que es el único en el bar:
- ¡Quiero beber!
El pobre hombre se da cuenta de que le ha tomado por el camarero, y mientras observa de reojo al toro le da la botella de whisky mas grande que puede ver. El del toro la levanta, enseñando sus enormes bíceps, y se la bebe de un trago, luego la tira al suelo y la rompe. El pobre forastero, temblando, le dice:
- ¿Quiere otra?
- No, no tengo tiempo, el Gran Mike se acerca.

Un grupo de cazadores van en un todo terreno y van a pasar por una granja; el conductor se baja para abrir una puerta en el camino, cuando aparece un granjero y se ponen a charlar, y el granjero le dice que ya que llevan los fusiles, a ver si le pueden matar un burro que hay enfermo al borde de la carretera, para que no tengan que llamar al veterinario. El conductor le dice que si, y cuando se sube al coche uno de sus amigos le pregunta:
- Oye, ¿qué te ha dicho ese granjero?
El conductor, viendo la oportunidad para gastar una broma, le dice:
- Nah, ese tío es un cabrón, dice que no podemos cazar en sus terrenos, así que vamos a putearle, ¿veis ese burro? Pues ahora que pasamos por su lado, me lo cargo. !!PAM!!
Entonces escucha horrorizado que dicen por detrás:
- ¡Eso es! ¡Y ahora la vaca! !!PAM!!
- ¡Mira, ovejas! !!PAM!! !!PAM!! !!PAM!! !!!PAM!! !!PAM!!
- Oye, ¡vamos a cargarnos el deposito del agua!

Cuando era pequeñito, una vez me llevaron a hacer un test psicotécnico en el cole. Al acabar, el psicólogo te daba una conejita de chocolate como "premio por haberte portado bien"; en realidad, era otra prueba del examen. Si empezabas a comértela por los pies, tenias complejo de inferioridad. Si te comías primero las tetas, lo que tenias era complejo de Edipo. Si empezabas por la cola, tenias tendencias homosexuales. Si empezabas por la cabeza eras una persona normal, pero si empezabas por las orejas eras un perfeccionista. Yo no tenia demasiada hambre en ese momento, asi que en cuanto la tuve entre mis manos me puse a jugar; gritando "Deja de espiarme, zorra asquerosa" le arranque los ojos con mis uñas. En mi boletín apareció una nota diciendo "tendencia a la autodestrucción". Yo no me lo tome muy en serio, pero los años han pasado y he acabado haciendo un doctorado en los Estados Unidos y contando estos chistes...

¡¡Ring, Ring!!
- ¿Diga?
- Hijo, dile a mamá que se ponga.
(al rato vuelve el niño)
- No se pude pone porque está con papá en la cama.
- ¡¡Pero eso como va a ser niño, si Papá soy yo!!
- Bueno, papá, pues mamá está con un hombre en la cama.
- .... me cago en la mar serena otra vez me la esta pegando....
Mira, hijo, vete a la cocina y coje el cuchillo mas grande que haya.
(al rato vuelve el niño)
- Ya esta, papá.
- Ahora, vete al cuarto, los acuchillas a los dos y los cortas en pedacitos.
(al rato vuelve el niño)
- Ya esta, Papá.
- Pues ahora, coje un saco de la despensa y mete todos los trocitos dentro.
(al rato vuelve el niño)
- Ya esta, Papa.
- Bueno, pues coje el saco y lo tiras al pozo que hay en el patio.
- Papa, si nosotros no tenemos pozo, vivimos en un quinto piso.
- Pero niño, ¿a que número he llamado yo?

- ¿Qué haces cuando la lavadora se para?
- La pegas de hostias, y que no se le ocurra contestarte...

- Pues esta mañana, al levantarme, me encontraba tan mal que decidí matarme tomándome 1000 aspirinas.
- ¿Ah, si? ¿Y qué pasó?
- Después de tomarme la segunda me encontré mejor.

- ¿Cómo puedes capar a un político?
- Abres la puerta de la nevera, metes sus huevos y la cierras.

- ¿Esta bien visto comerte el pollo con tus dedos?
- No, no deberías comerte tus dedos en público.

- ¿Por qué las rubias tienen la cara cubierta de pecas?
- De comer con tenedor.

- ¿Por qué las rubias no le dan el pecho a sus hijos?
- Porque los pezones les duelen demasiado al hervirlos.

- ¿Qué ocurre si mete un huevo en el microondas?
- Que te pilas el otro con la puerta.

- ¿Qué es blanco y te hará daño si se cae de un árbol?
- Una nevera.

- ¿Donde hay mas gente en Etiopía, en el Norte o en el Sur?
- Depende hacia donde sople el viento.

Esto es Papa Nöel que va a Somalia y dice:
- ¡¡¡houu,houu,houuuuu!!! los niños que no coman no tendrán regaaalooooo...

- ¿Cómo cae de un árbol un niño somalí?
- Pues de un lado a otro, suavemente, como las hojas secas.

- ¿Conoces el caso de esa enfermera que se trago una cuchilla? Se hizo ella solita una traqueotomía, una apendicetomía, una histerectomía, y además circuncido a todos los doctores del turno de noche.

- Camarero, camarero, la carne sírvamela cruda.
- ¿Como cuánto de cruda, señor?
- Que le pinches y le duela.

- ¿Cuál es la parte más dura de un vegetal?
- La silla de ruedas.

Un tío que va a un bar.
- Hombre, Juan Cuánto tiempo y ahora eres skin-head.
- No, leucemia

- Mi tío se murió de cataratas.
- ¿Le operaron?
- No, le empujaron.

- ¿Oye, y tu desde cuando llevas gafas?
- Desde que mate una mosca de un manotazo..
- Pues no lo entiendo
- Es que no era una mosca, era un clavo.

- ¿Por qué la niña esta agonizando...?
- Porque no la han dado los suficientes hachazos.

Una frase de Camilo José Cela, puesta en boca de San Lorenzo cuando lo estaban martirizando en la parrilla:
- ¡Darme la vuelta, cabrones, que tengo frío en los cojones!.

Había una vez una mujer que le daba a su marido comida para perros. Sus vecinos la criticaban diciendo que iba a matarle. Un día el marido se muere, y los vecinos le dicen a la mujer que ha sido culpa suya.
- ¡No, no! No se ha muerto por la comida para perros, lo que ha pasado es que se ha roto el cuello intentando chuparse el culo.

En el cine hay un tío repanchigado en varias butacas, y le dice el acomodador:
- ¿Qué pasa?, ¿te traigo unas palomitas y una coca cola?
Y contesta el interpelado:
- No, una camilla, que me he caído del piso de arriba.

En un incendio forestal, esta toda la basca de I.C.O.N.A. apagando el fuego y ven a un tío vestido de submarinista colgando de una rama de un pino, se quedan perplejos y preguntan:
- Pero , ¿qué hace usted ahí vestido de esa forma a 100Km de la costa?
- ¿Que qué hago aquí?, estaba en la costa Valenciana y vino el maldito hidroavión...

Una mujer esta bañando a su hijo por el procedimiento de cogerle de las dos orejas y meterlo y sacarlo en el barreño. El pobre niño esta chillando cosa mala, así que aparece el padre.
- ¡Pero Maria! ¡Que bestia! ¿Cómo bañas así al niño?
- Pero hombre, ¿tu que quieres, que me queme las manos?

Dos amigos se encuentran y uno de ellos esta lleno de hematomas, un brazo en cabestrillo, bueno, hecho un asquito.
- ¿Y eso? ¿cómo te ha ocurrido?
- Ya ves, por coger un pecho a mi mujer.
- ¿Si? pues cuando se lo hago a la mía, me hace mimos, le gusta , me acaricia....
- ¿Y si se lo coges con la puerta del coche también?

Es un peruano que esta viajando por la selva amazónica y se acerca a una farmacia al lado de la carretera.
- Buenas, quería unas tiritas.
El de la farmacia le pone encima del mostrador un rollo de tiritas que pesa un kilo y le dice:
- Brasil es o mais grande paiso du mondo.
- Ya, ya... también quería unas gasitas de algodón.
El farmacéutico le saca una bala inmensa de algodón y le dice:
- Brasil es o mais grande paiso du mondo. ¿Vuste quere algu mais?
- No, gracias, los supositorios los compraré en Lima.

Un hombre sufría unos dolores de cabeza terribles, así que va al medico, que le dice que no tiene nada en la cabeza; el problema esta en sus testículos, que tendrán que ser amputados. El tío al principio se resiste, pero los dolores de cabeza son cada día peores, así que al final decide operarse.
Bueno, el caso es que ahora que este tío no puede disfrutar del sexo, deja de ir con mujeres y tal y empieza a ahorrar dinero... viaja, se compra un coche fabuloso, y un día va a hacerse un traje a medida. Esta hablando con el sastre, que le dice :
- Entonces le hago el traje con esta tela,, la chaqueta de talla 44 y los pantalones de talla 32, y lo tendrá usted listo para...
- Espere, espere. ¿Qué talla dice que son mis pantalones?
- 32
- No. Mi talla de pantalones ha sido 28 toda la vida.
- No, no, eso es imposible. Si usted llevase pantalones de la talla 28 le comprimirían los testículos y eso le produciría unos dolores de cabeza insoportables.

Un Puertorriqueño que tenia muchas infecciones en el pene va al doctor y le dice:
- Oiga doctor, vengo aquí para que me hagan la castración.
El medico horrorizado, le dice:
- Oiga, esto de la castración es una cosa muy seria. Yo no me meto con este tipo de operaciones, pero si usted quiere hay un medico judío en la oficina del lado que le haría la operación con todo gusto.
El individuo se va a la oficina contigua y le hace la misma petición al judío. Este le dice:
- Pues si Ud. me paga yo le hago la castración. Fírmeme aquí este papelito...
El puertorriqueño lo firma, y al poco rato el medico saca un machete y... ¡ACANGANA! Se lo pica. A los pocos dias el puertorriqueño anda caminando cambao en la calle y un amigo le dice...
- Oye Ramón, ¿ya te hicieron la circuncisión?
El tipo lo mira seriamente y le dice:
- ¡CHICO! ¡ESA era la jodida palabrita!

Tres hombres, uno de ellos marica, sobreviven a un naufragio y llegan nadando a una isla, donde los nativos les cogen prisioneros y les llevan a su poblado. Cuando están allí, el jefe le dice al primero de ellos:
- Hombre blanco, que quieres, ¿muerte o Balla-rumba goola'ai, aie'o?
Claro, este hombre piensa que nada puede ser peor que la muerte, así que dice "Bala-rumba goola'ai, aie'o". Los nativos entonces lo atan boca abajo a la piedra de sacrificios en el centro del poblado, y durante tres días con sus noches todo aquel que quiere le puede dar por el culo. El pobre hombre se queda sorprendido al ver la potencia sexual de esos salvajes, pero eso no es nada comparado con su estupor al descubrir cual es el significado religioso del Bala-rumba goola'ai, aie'o. Las mujeres deben tomar parte activa en la fiesta, usando nabos o pepinos. Los padres han de iniciar a sus hijos en el sexo cepillándose a la victima para enseñarles, y luego los hijos varones practican todo lo que pueden porque no se les permite otro tipo de sexo antes de la boda. Entre las parejas de novios, un rapidillo sobre la piedra de los sacrificios es algo muy romántico porque simboliza que el novio no le será infiel a la novia con otras chicas. Todo aquel cazador que ha cobrado una pieza debe mostrar su agradecimiento a los dioses con una sesión de Bala-rumba goola'ai, aie'o. Y se supone que el Bala-rumba goola'ai, aie'o tiene propiedades curativas, con lo cual todos los viejos se pasan el día tomando afrodisíacos para poder recuperar su salud. Al cabo de los tres días retiran al pobre hombre, que esta realmente hecho polvo, y llevan al marica ante el jefe de la tribu, que le repite:
- Hombre blanco, que quieres, ¿muerte o Balla-rumba goola'ai, aie'o?
- Bala-rumba goola'ai, aie'o, por supuestto.
Bueno, el tío se lo pasa bomba, porque en los poblados cercanos se ha corrido la voz de que se esta celebrando Bala-rumba goola'ai, aie'o y han venido a la aldea gentes de toda la isla.
Al cabo de los tres días retiran al marica de la piedra de los sacrificios, con muestras evidentes de estar deshidratado, y llevan al tercer hombre ante el jefe. Este hombre esta acojonado, claro, porque ve que ha empezado a llegar gente de otras islas y además sus tres días caen en un puente. Mientras la multitud alrededor sonríe maliciosamente, el jefe del poblado le dice:
- Hombre blanco, que quieres, ¿muerte o Balla-rumba goola'ai, aie'o?
- ¡Muerte!
- Esta bien. Sea. Bala-rumba goola'ai, aiee'o hasta que mueras!

Esto es un conductor de camiones que transporta 75 toneladas de nitroglicerina y justo en lo mas alto de un collado se da cuenta de que no tiene frenos y empieza a bajar cada vez mas rápido. El camión va derrapando como si fuese una moto, esquivando como puede a los coches que vienen en dirección contraria. Va trotando todo el rato, porque el firme de la carretera esta lleno de baches, y de vez en cuando choca ligeramente con el muro que hay al lado de la carretera. El conductor intenta en vano encontrar algún desvío, y al final el camión se sale de la carretera por una curva que da a un precipicio profundísimo. El desgraciado conductor intenta quitarse el cinturón de seguridad, pero se ha atascado; mientras el camión va cayendo, se las apaña para cortarlo con una navaja que se le escurre entre los dedos varias veces, porque los tiene llenos de sudor. Intenta abrir la puerta, pero en uno de los choques contra el muro se ha deformado y es imposible moverla, así que coge el extintor y empieza a golpear el parabrisas; como es de cristal superresistente le cuesta mucho, pero al final consigue romperlo y salta. Sin embargo, se engancha con los vaqueros en uno de los hierros; intenta soltarse, pero es imposible, así que se los quita y por fin sale del camión. A pesar de que no ve nada, porque ha perdido las gafas, consigue agarrarse a una ramita. En ese momento, el camión explota con tanta violencia que a su alrededor cae una lluvia de fragmentos ardiendo y se produce una avalancha encima suyo. El hombre aguanta como puede los golpes de las piedras en la cabeza, pero la ramita es demasiado pequeña y se desprende. El camionero baja rodando por el barranco, golpeándose con todas las piedras, casi pierde el conocimiento, hasta que consigue agarrarse a un cardo borriquero y cree estar a salvo; sin embargo, debajo de esa rama hay una colmena. Nuestro hombre es alérgico al veneno de las abejas, pero como no puede soltarse porque la caída seria mortal, aguanta impasible sus picaduras. Transcurre un rato que le parece una eternidad hasta que oye unos gritos; le dicen que le han visto y que van a llamar a la Guardia Civil. No hay ningún teléfono cerca, así que tienen que ir hasta el pueblo mas cercano, a 20 kilómetros de distancia; un atasco impide que la ayuda llegue pronto, y cuando llega la Guardia Civil se dan cuenta de que van a necesitar cuerdas para llegar hasta el fondo para rescatarle, y vuelven por ellas. El camionero aguanta varias horas bajo el sol ardiente, que le produce quemaduras de tercer grado, pero al final es rescatado. Entonces uno de sus salvadores le dice:
- Gracias a Dios se ha salvado.
- No, gracias a Dios no, me he salvado gracias a ese cardo, porque las intenciones de Dios estaban bien claras.

Dos tíos están jugando al golf cuando uno de ellos le pega con la pelota a otro jugador en el otro extremo del campo. Cuando se acercan, ven que este hombre esta muerto, con la pelota incrustada en su nuca y la cabeza cubierta de sangre.
- ¡Dios mío! ¿Y ahora que hago?
- Yo intentaría sacar la pelota del hoyo con un hierro del nueve.

- Es una pena que familias enteras sean destrozadas por algo tan simple como perros salvajes.

Al cabo de varios años de matrimonio, un marido ha perdido interés en su esposa, que esta un tanto frustrada y decide comprarle un regalo, a ver si se pone un poco cariñoso. Un día va a una tienda de animales y se fija en un perrito chihuahua que esta encerrado en una jaula con barrotes gordísimos y llena de candados. Intrigada, le pregunta al dependiente :
- Oiga, ¿por qué tiene a este perrito chihuuahueño con tanta seguridad?
- Es que esto no es un perro, sino un animal peligrosísimo, un chiquistrikis.
- ¿Ah... y que es lo que hace?
El dependiente, viendo la posibilidad de venderla, la saca de la jaula, y dice:
- Chiquistrikis, la mesa.
El bicho se lanza inmediatamente contra la mesa, y a base de golpes y mordidas la convierte en serrín. Luego dice:
- Chikistrikis, la pared.
El perro empieza a atacar la pared, y no para hasta que toda la tienda esta cubierta de yeso. La mujer le dice al dependiente:
- Oiga, que cosa mas impresionante. Me lo llevo.
Total, que la mujer llega a casa, pensando que si esto no le llama la atención a su marido, ya no habrá nada que lo haga, así que le dice:
- Manolo, mira, te he traído un regalo que te va a encantar, es un Chiquistrikis.
- ¡Bah!, Chiquistrikis, mis cojones.

- ¿Oye, pero a ti no te cae mal tu suegra?
- Si.
- Y entonces, ¿por qué llevas su foto en la pitillera?
- Es que estoy intentando dejar de fumar.

Dos amigos italianos se encuentran. Uno de ellos va con una pala al hombro, y va sudando un montón y parece agotado.
- Pero Luigi, ¿qué te ha pasado?
- Jo, estoy hecho polvo, vengo de enterrar a mi suegra.
- ¿Pero te ha costado tanto, con lo fuerte que tu eres?
- Es que la muy asquerosa no se dejaba.

1 comment:

Anonymous said...

me he quedado sin palabras e la boca, muy buenos los chistes a ver si haces mas, los cortos tendria que haber mas que son tambien buenos!!