Wednesday, November 08, 2006

Mermaid in the manhole

Manhoru no naka no ningyo


La Sirena en la Alcantarilla



En IMDB
En Guinea Pig Films

En esta cuarta entrega de la serie de Guinea Pig tenemos una excelente cinta GORE, quizá la más artística que hemos visto, la premisa es muy sencilla; un pintor, el cual suele inspirarse para sus creaciones con la basura que encuentra en las cloacas, en uno de sus tantos viajes se encuentra con una sirena... sí una sirena, una bella mujer con cola de pescado, la cual está muy alegre sentada entre pilas de basura y desechos, él se pone a dibujarla pues es una oportunidad sin igual el poder usarla de modelo, sin embargo, el pintor se horroriza al ver que la bella sirena tiene una herida en el vientre, la cual teme se haya infectado entre la podredumbre de la alcantarilla; así que se la lleva a su casa(en la cinta no se especifica como y sin embargo no es necesario por lo que veremos más adelante), y para instalarla le compra una tina de baño, donde la alimenta con pescado e intenta curar su herida con un poderoso antibiótico...
Pues él quiere pintarla... Sin embargo sus esfuerzos son inútiles, pues cada día, la sirenita empeora y mientras que el pintor se desvive tratando de curarla, ella sólo le pide una cosa, que termine de pintar su retrato. Eventualmente la salud de la sirenita decae, la infección avanza, primero creciendo en extensión y luego aumentando la necrosis del tejido, eventualmente las gigantescas úlceras se revientan y son infestadas por gusanos, el pintor intenta quitar los gusanos, pero sólo empeora la situación, la salud de la sirena empeora al grado de morir entre sangre y pus...

El final es simplemente sorprendente, aún y cuando durante toda la película(y especialmente gracias a los metiches vecinos) nos indican que toda la cinta no es más que una alegoría de lo que nos negamos a aceptar, y así es, aún el gore donde destaca el pus multicolor, la pulsantes pústulas y una infinidad de bullentes gusanos no es más que una representación de otra cosa, hay que fijarse muy bien en los detalles, pues en esta cinta, el gore no es más que la interpretación que da el pintor a lo que en realidad está sucediendo, lo cual está por completo fuera de su control. Es muy buena película gore, de lo mejor que he visto del horror japonés, pues esta además de presentar bastante material para los fans, después de verla, no podemos menos que exclamar..

Meine meerjungfrau ist tot!
Mi sirenita está muerta:(

1 comment:

Danna said...

muy interesante esta pelicula solo recalca el echo de la aceptacion de la muerte no de manera espirtual sino del otro lado de la moneda, la perturbacion morvida .me agradq q denote puntos q son tan visibles como la evolucion del fisico de la sirena , es tan directo .genial