Thursday, March 08, 2007

Domando a los Orcs I

Los orcs son seres escatológicos


Las siguientes son historias cortas(muy, muy cortas) acerca de pequeños orcs con un pobre control de sus esfínteres. Quedan advertidos mis π lectores que tal vez lo que lean a continuación no será agradable.

Un bacín demasiado lejos


Una pequeña, tristemente llegó llorando con Gohan, a pesar de sus intentos no había logrado alcanzado a llegar al bacín y un desastroso accidente había ocurrido, debido a un malestar estomacal la pequeña no pudo controlar sus esfínteres y ahora la materia fecal manchaba su ropa interior... Gohan siguió el procedimiento de rutina, eliminación del ofensivo material y limpieza profunda con agua a presión, ya se había hablado a la furibunda madre estaba en camino a llevar ropa limpia a su hija y llevarla a casa, así que no había por qué preocuparse; la pequeña, debido a la la incomodidad que sentía al no llevar nada bajo el vestido optó por permanecer de pié, esto no pasaría a mayores de no ser porque de pronto de escuchó un curioso ruido, como un chorro de líquido cayendo al suelo, Gohan, temiendo lo peor volteó a ver a la pequeña que lloraba desconsolada, bajo ella, había un pequeño charco marrón... En esta ocasión la intendente tuvo que hacer uso de cubo y mechudo para limpiar la ofensiva mancha. Afortunadamente no mucho después llegó la madre de la creatura y el incidente no pasó a mayores.

El sorprendente caso del orc que explotó


Cuenta Gohan que una vez uno de los pequeños de una de sus compañeras, tuvo que ir a hacer del cuerpo y ante su notable demora, hubo que ir a buscarlo, pues les pareció extraña la dilatación que había tenido en volver.
Nada las había preparado para la imágen que tendrían al abrir la puerta; paredes, puerta, lavabo y demás mobiliario había sido salpicado por la viscosa y olorosa sustancia cuyo nombre no gusto de escribir, además de un crío lloroso que se había batido completamente... Nadie se podía explicar como había sido esto... al principio pensábamos que tal vez lo había logrado abrazando sus tobillos y presionando muy fuerte, ¡logrando un efecto como la tubgirl!, pero la lógica es más sencilla... Al parecer el pequeño comenzó bien, sin embargo, por algún motivo, algo de los desechos manchó su ropa, tal vez quiso levantarse a limpiar pero esto ocasionó que los demás desechos cayeran al suelo, quizá intentó recogerlos con la mano, o resbaló, manchándose, quiso limpiarse con la pared, y tal vez también intento limpiar sus manos en el lavabo, ocasionando el desastre que Gohan y sus compañeras encontraron. Afortunadamente para él, su madre llegó pronto y se lo llevó. ¿Quién limpiaría la sucia habitación después de tal accidente? ciertamente Gohan no fué...

El abominable orc derretible


Ahora va una de un gordito, menciono que es gordito para que no cause extrañeza el que hubiera más de una libra de desechos que ahora rellenaban los pantalones del párvulo... Nuevamente se procedió rutinariamente. Lo más sorprendente del caso, es que este crío no daba señales de haberse ensuciado, pues continuaba con sus actividades normales, hasta que claro, Gohan percibió cierto tufillo sospechoso, así que revisó al párvulo y se encontró con muchos, pero muchos desechos...

Un orc sale de sus propios problemas


Me cuenta Gohan que en alguna ocasión uno de los pequeños muy preocupado le pidió papel, ella al observarlo notó un poco de excremento sobre su calzado, así que supuso que el crío había pisado o tropezado así que le entregó el papel y lo mandó a asearse a los sanitarios. Al ver que no regresaba fué a buscarlo, vió que se había limpiado el zapato, pero permanecía sospechosamente quieto, entonces le llegó un olorcillo bastante característico, temiendo lo peor, ordenó al párvulo a bajarse los pantalones, sus sospechas eran ciertas, no se había embarrado con desechos el zapato, éstos habían escurrido por dentro del pantalón desde su trasero.
Desechando inmediatamente la idea de limpiar al sucio crío, tuvo que recurrir a una de sus compañeras, a quien las demás tachan de loca, pero para estos incidentes se pinta sola, en un momento, ella lavó al pequeño en una llave y lo vistió con algo de la ropa olvidada que nunca falta en la bodega. No había modo de contactar a la madre, así que hubo que esperarla, así que eventualmente llegó y se llevó al pequeño junto con la pestilente ropa en una bolsa.
Después se enteró que había estado enfermo y que, aún a sabiendas de esto, su madre no quiso tenerlo en casa.
Si el crío está enfermo, no hay que quitarle el ojo de encima, y de preferencia debe permanecer en casa.


En el pecado llevará la penitencia


En una ocasión, uno de los pequeños de Gohan estaba llorando por la ausencia de su madre, lo había estado haciendo por un buen rato, así que sólo le advirtió:
¡Si sigues llorando te vas a vomitar! -
Huelga decir que el crío lo tomó como una de esas tontas amenazas que hacen los adultos pero que nunca cumplen, así que continuó llorando. Eventualmente su estómago se resintió de las contracciones de su pleura y vació su contenido en el suelo.
El pequeño seguía llorando, pero en esta ocasión era una mezcla de vergüenza, rabia e impotencia al ver que la amenaza se había cumplido.
¡Qué bueno! - Exclamó Gohan - ¡Vaya mi rey por un trapeador para que limpie su mugrerito!
El crío tuvo que obedecer y limpiar el desastre causado por su berrinche.
Llorar mucho provoca vómito.

1 comment:

El leon said...

he vato tu has leido a lovecradft?