Thursday, January 12, 2006

La tarrasque

LA TARRASQUE


Es de todos conocido y por muchos comprobado
que la tarrasque, es una bestia de cuidado
inmune al fuego, inmune a la magia
y puede nadar si le da la gana.

Sucedió hace mucho tiempo
creo que es mejor olvidarlo
cuando un mago enfermo
se le ocurrió despertarlo.

Entonces la tarrasque se levantó
dió un gran rugido y se encarreró
demolió pueblos, derribó murallas
se bebió arrollos y tumbó atalayas.

Se comió a mucha gente
luego se le antojó un puente
se comió a los caballos
y también los establos.

Devoró campos enteros
de relucientes manzanos
y este opíparo banquete
devoró con gran deleite.

Entonces la Fortaleza
movilizó a su arsenal,
para mostrar su grandeza
sometería al animal.

Los resultados fueron nefastos
pero para la bestia, muy gratos
fueron soldados comidos tantos
que una montaña se hizo de cascos.

La Sagrada Orden emprendería
luego singular cruzada
pues a la bestia se enfrentaría
y dejarìan derrotada.

Los paladines fueron bravos
en aquella noble acción
pero con espadas y salmos
encontraron su perdición.

Luego el ejército enano
esforzado cual ninguno
se enterró en su refugio
esperando momento seguro.

Los inmortales declinaron
a enfrentar a la aberración
pues ellos no quisieron
terminar en el panteón.

Algunos desesperados
recurrieron al vulgar vago
y descubrieron con desagrado
que del imperio se habìa marchado.

Varios héroes intentaron
detener la monstruosidad
usando arcanas artes
y encantando un arsenal

Intentaron Otros vanamente
cavar un hoyo de muerte
para que la titánica bestia
ya no causara molestia.

También un bardo tonto
hizo su contribución
tratando dormir al monstruo
cantándole una canción.

Pero se levantó un héroe
armándose fuertemente
mataría a la tarrasque
cortándola por el vientre.

Más la tarrasque no era
cabrito sin destetar
y al moverse la bestia
lo vino a aplastar.

Pero el imperio no estaba solo
pues luego llegó el Barón
que con astucia y malicia
sometió a la aberración.

Pero rápidamente se aburrió
de tan exótica mascota
y de nuevo la liberó,
pero ahora aún más bronca.

Los hombres desesperados
al cielo alzaron las manos
y elevaron muchos cantos
rogándole a los santos.

Las deidades menores
escucharon su clamor
y con divinos dones
darían fin al terror.

En el templo apareció
una deliciosa pera
con la que matarían a la bestia
que corrìa por la floresta.

Robada fué la divinal fruta
obra de un kobold en fuga
quién huía muy ligero
a esconderse en un agujero.

Pero el kobold dejó caer
la singular fruta sin saber
que en el hoyo espantoso
había un cubo gelatinoso.

El cubo creciò y creciò
y cuando la tarrasque lo viò
hacia él se encarreró
y de una mordida, lo devoró.

Después de tan rico postre
la Tarrasque se echò a dormir
quedando latente amenaza
para el mundo por venir...

Bien, lo admito, es tonta, pero despuès de que se quemaran todas las máquinas del trabajo, no pensaba volver a escribirlo por 3ª vez...

No comments: