Friday, August 18, 2017

Manuel

Manuel trabaja en el periódico, muy temprano por la madrugada sale del edificio, vuelve poco después del medio día para dormir la siesta, por la tarde se le suele encontrar haraganeado en la azotea o en los pasillo. Suele conversar con su amigo César, con quien se la pasa bebiendo, contando charras e insultándose, claro, todo en buen plan, pues ese parece ser su dinámica, insultarse, y terminar cantando abrazados al calor de las copas.

Claro, también está el Doctor, quien parece sentirse atraído fuertemente a éstas pláticas, donde sin falla interviene para armar larguísimas y entretenidísimas discusiones acerca de los temas más rebuscados, como el alza de la tasa de interés por el descubrimiento de un yacimiento diamantífero en la taiga o los efectos de los recubrimientos cerámicos de alta tecnología en el tren magnético, aunque por lo general se fastidia de que sus argumentos, caigan en oídos sordos, así que luego de un rato se retira. Lo que da lugar curiosamente a un ambiente más tranquilo, que da paso a otro tipo de conversación, los viajes, tema que le apasiona a Manuel, pues si bien por su trabajo con frecuencia visita otros lugares, su sueño es poder visitar el viejo continente y andar los viejos caminos de los peregrinos, también la gastronomía, por supuesto, con facilidad enumera cada una de las posadas de su planeada ruta y las especialidades que sirven en sus mesas.

En ocasiones Norma lo escucha, le fascina escucharlo, pareciera como si su voz le transportara mágicamente a aquellos remotos lugares que describe con tanto detalle y entusiasmo, le pica la curiosidad e investiga acerca éstas lejanas ciudades que sólo la hacen maravillarse y preguntarse, cómo será estar ahí, cómo será estar ahí, con él; entre la escuela y el trabajo, no tiene muchos recursos para salir, más le encantaría, sueña con acompañarlo en sus viajes, cocinar para él, preparar ese queso fundido del que tanto habla y que ha practicado numerosas ocasiones hasta la perfección.

Muchas veces ha querido acercársele, y revelar su stentimientos; más no lo hace, pues aunque lo que más desea es que él sepa, si lo supiera, jamás aceptaría.

Friday, August 11, 2017

Los perros salvajes




Hace algunos años ya le habíamos echado el ojo a Operación Bolívar, obra del Maestro Clement, la cual si bien no terminó por gustarnos del todo, si nos dió curiosidad por ver su obra en ésta nueva entrega que más o menos se sitúa en el mismo universo.

Básicamente tenemos a un grupo de personas que un buen día deciden que están cansados del estado actual del país, así que deciden tomar las armas a ver que pasa. Reciben entrenamiento de un nahual para usar sus poderes nahuálicos y ya de ahí se ponen a pelear contra el gobierno, más o menos, son atacados por fuerzas tamiles, mueren, resucitan y después matan al presidente. Creo que es todo.

 Como creo que ya es obvio que la narrativa no es propiamente el fuerte del autor, lo cual sin duda es permisible cuando se cuenta con maravilloso arte para compensar, como esa increíble Coatlicue con que abre el primer tomo.
Cada página muestra maravillosas viñetas y composiciones, como una manera de recordar, explicar, quizá hasta interiorizar, el horror en que se vió sumido el país tras el inicio de la guerra contra el crímen organizado, viejas notas, situaciones, fotos, personajes de éste obscuro pasaje de la historia son retratados magníficamente por al artista, recreados, reinventados, concebidos de una manera fantástica, quizá como una manera para digerir la brutalidad de la sangre y dolor que han llenado la nota roja durante ya más de una década.

Si bien el apartado del arte es impecable, ésta obra, como su antecesora cojea del mismo pié y la historia en sí, no es más que una excusa para el increíble desfile de creaturas fantásticas y cruda brutalidad. También hay un cameo de Memín Pingüin.

A final de cuentas es un buen cómic. De lo mejor que se ha hecho en México, lo cual es más triste que cumplido. Recomendable, más sólo como referencia.

Friday, August 04, 2017

Keijo



A inicios del siglo 21, además de las carreras de caballos, motocicletas, botes y coches, una nueva forma de apuestas surgió, Keijo. Los jugadores compiten hasta la última chica en pie sobre una superficie "tierra" flotando sobre el agua. Sus pechos y traseros se impactan violentamente
¿Quién dominará la tierra?


Kaminashi Nozomi, 18 años, otra chica que está por comenzar en el mndo del keijo en busca de fama y fortuna; como ya se habrán de imaginar, el keijo es un deporte de contacto, algo así como el sumo aunque para atacar(y defender) sólo se pueden usar las caderas, trasero y senos; así pues acompañamos a ésta chica en su entrada al mundillo de éste difícil deporte, desde el exámen de selección para la academia, su vida y entrenamiento en ésta para concluír con su participación en la liga profesional y su competencia final contra el Goketsu, las mejores deportistas del país.

Como ya se habrán de imaginar la serie no es seria en lo más mínimo y los personajes son bastante convencionales para tratarse de una serie de deportes, aunque en lo que sí destaca es en lo increíblemente absurdo de los ataques usados en las justas, aún en el doblaje se tratan de conservar los juegos de palabras usados, que lo hace por mucho bastante más memorable que otros series del mismo corte; ahora, algo en lo que difiere con respecto al manga, y que se podría considerar un detrimento, sería que la serie es bastante más suscita y quizá hasta peca de eliminar partes importantes con el trasfondo de ciertos personajes, aunque lo que se obtiene es bueno, sobre todo considerando que no habrá una segunda temporada y el manga terminará en breve.


A final de cuentas es una serie divertida, o al menos entretenida, con mucho(mucho) fanservice. Respecto a las técnicas usadas.

War for the planet of the apes

El éxodo simio


Luego de las anteriores pelis, más por completismo que por auténtico interés, nos aventamos ésta cinta.

En la última entrega nos habían prometido una guerra, así que comienza con un asalto de un grupo de humanos al bastión simio, como era de esperarse al llevar lanzas a una batalla con armas automáticas las bajas entre los simios se cuentan por decenas, mientras que los humanos apenas un par, los simios son victoriosos y mandan a los sobrevivientes humanos con su coronel como un mensaje, "no nos fastidien". Es de notar que el equipo de humanos lleva un simio como ayudante, éste simio era parte de la facción que buscara exterminar a los humanos durante la cinta anterior.
A partir de aquí la cinta se cae y comienzan a suceder eventos cada vez más extraños y de manera semejante a las dos anteriores cintas, tanto simios como humanos destacan por su espantosa capacidad de tomar decisiones sensatas.

  • Luego de un ataque masivo donde se perdieron decenas de guerreros sólo un puñado de guardias se apostan a defender el hogar de los simios.
  • Un coronel busca exterminar a los simios gastando hombres, equipo y munición.
  • Éste coronel culpa a los simios de que el virus que los mutó ahora está "devolucionando" a los humanos y los está convirtiendo en animales.
  •  En realidad sólo sangran un poco de la nariz, pierden el habla y se vuelven más introspectivos, algo así como si desarrollaran un autismo altamente funcional. Lo cual parece ser confirmado por una niña que en un par de días aprendió el lenguaje de señas y además tenía el poder de hacerse invisible, pues fácilmente pudo entrar y salir de la fortificación de los humanos.
  • El coronel  espera un embate de un enemigo que le supera al menos 100 a uno, con divisiones acorazadas, helicópteros y toda la panoplia de la guerra, decide que la mejor manera de defenderse es construyendo un muro.
  • Un muro construído por simios.
  • Simios portadores del virus que los convierte en autistas. 
  • Simios que son encerrados en corrales que nadie tiene el interés de vigilar.
  • Corrales bajo los cuales corren numerosos túneles subterráneos que nadie ha tenido el interés de investigar o vigilar.
Para sorpresa de nadie los simios logran escapar, el malo maloso tiene su muerte Disney, el ejército atacante es arrasado por una avalancha.

Y el líder de los simios muere antes de llegar a la tierra prometida.

¿Hubo guerra?, no, sólo un par de escaramuzas, entre diversas facciones, ¿entonces cuál fué el punto de la cinta? en las anteriores dos, al menos estaba la excusa de una escena tremendamente emblemática e innecesaria, como lo fueran la del gorila atacando un helicóptero o un simio a caballo con dos rifles automáticos; en ésta ni siquiera tenemos eso, si acaso un puñado de referencias a la peli original. El hijo menor de César llamado Cornelius, la niña de nombre Nova, la implicación de que los humanos serán tratados como ganado o animales por los simios, los espantapájaros.
Tiene un par de escenas tristes para agregar drama, el cual se siente forzado al ser personajes que apenas conocemos o sólo se les da una escena para que su muerte posterior tenga cierto significado, pero al carecer realmente de resonancia con la historia se sienten innecesaria e inconsecuente.
La cinta en sí se siente más como una excusa para muchos más efectos especiales, los cuales hay que aceptarlo, se ven muy bien, también, y aquí estamos pecando de paranoicos, se siente que se empuja un poco cierta agenda, donde el coronel blanco militarista obliga a los simios a construír un muro y les culpa del ocaso de su civilización; todo innecesario y bastante cuestionable narrativamente, aún y cuando se busque justificarlo con mucho diálogo.

Es buena cinta, no, tiene buenos efectos sí, sólo para completar la trilogía.
Coronel se endureció, no los dejó ir,
Dios les mandó una armada, desenvainó su espada,
les dió la libertad!

Wednesday, June 21, 2017

Atlas Shrugged

Frecuentando una comunidad de geeks, me encontré que citaban mucho el libro anteriormente mencionado, así que curiosos que somos, nos dimos a la tarea de buscarlo y leerlo.

Una misteriosa conspiración de gente poderosa comienza a ahogar al país: sabotaje, extorsión y amenazas han llevado a la quiebra la planta productiva y dejado en la calle a millones, brillantes científicos han estado desapareciendo uno por uno; entre las notas de un laboratorio abandonado se encuentran los restos de una máquina que, de acuerdo a los documentos medio destruídos a su alrededor, podría ser la clave para afrontar la crisis, un generador de energía barata e ilimitada, sin embargo, su creador, John Galt, ha desaparecido junto con otras grandes mentes. Así, nuestra protagonista Dagny Taggart busca, al mismo tiempo que maneja su empresa ferroviaria tratará de dar con el hombre que puede representar un salto hacia el futuro.
Una conspiración mundial, una avanzada aleación, sociedades secretas y el constantes misterio de ¿quién es John Galt? nos llevarán a visitar las ruinas de la industria, a conocer quienes la han orquestado y quien podría ser quien haga resurgir al mundo de sus cenizas, demostrando que A es A.

Para todos aquellos fans de la ficción científica y las aventuras será una delicia, si es que pueden soportar páginas y páginas de technobabble.
Por ahí existe una adaptación fílmica, que según cuentan es abismalmente mala.

El libro de piedra



Contrario a la creencia popular, no todas las pelis mexicanas son malas, algunas son muy buenas, como en éste caso, el libro de piedra.

Por alguna extraña razón, vimos casi seguidas ésta obra maestra junto con su modernización.

Ahora cambian a la protagonista que de ser una simple institutriz, pasa a ser una famosa sicóloga infantil de la universidad. Dejando de lado lo cuestionable que resulta idea que es encomendarle a un psicólogo la educación de un infante, algo que resulta cuestionable es que decidiera dejar su trabajo en la universidad por ir a hacerla de niñera. Tal vez la paga era excepcionalmente buena y teniendo en cuenta el salario de los catedráticos no sería tan descabellado.

También resulta decepcionante que la nueva versión al primer bache se cae de ancho y brinca al tren de los fantasmas como fuente de las perturbaciones en la hacienda. En la original nos coquetean al fantasma, mostrando sombras por aquí y por allá, rumores y general el ambiente se iva enturbiando, de un brillante día terminaban corriendo en un obscuro bosque neblinoso, justo conforme la trama se iva complicando y los sucesos sobrenaturales incrementando; y quizá sea éste su mayor fuerte, la maestría con que se maneja éste crescendo de misterio, con sus matices aquí y allá jalando para un lado y otro, dejando al espectador hacer su propia teoría para para culminar en una satisfactoria revelación.

Curiosamente la nueva versión a pesar de ser más corta, se siente más lenta, quizá por las malas actuaciones, desangeladas tomas o un simple flujo menos dinámico de las escenas
También es de notar la utilería de tres pesos me refiero en especial a la estatua tambaleante. Pero bueno, a veces me pregunto ¿cuál es el punto de hacer una nueva versión?, quizá sólo es una excusa para deducir impuestos, arreglos para recibir fondos o símple lavado de dinero, irrelevante, en cualquier caso, la original es un clásico del cine mexicano que ningún fan del horror se debe perder, la nueva, otra vergüenza que cierta manera logró hacer aburrida una obra maestra.

El planeta de los simios re re boot

Como han de saber mis π lectores, me encanta la vieja peli esa del planeta de los simios, donde un valiente grupo de astronautas luego de un largo viaje llegan a un misterioso planeta gobernado por simios inteligentes, que tratan a los humanos como ganado o meros animales.

En aquellos años, resultó una maravilla, debido en gran medida a la actuación de Charlton Heston y los increíbles disfraces que se usaron para los simios, tanto que a partir de ésta peli se comenzó a premiar el maquillaje por la academia, también está el detalle de la historia, que si bien, se desvía un poco del libro, en éste fué para mejorar y hacerlo tremendamente, pues de ser un historia de ficción científica convencional, le da un giro inesperado, convirtiéndose diréctamente en una crítica social y dando pie a una de las escenas icónicas en la historia fílmica.



Luego del éxito de ésta cinta, claro que tuvo que haber otra y otra y muchas más.
Comencemos por órden y curiosamente de menos a más peór.

Bajo el planeta de los simios

La secuela, Heston originalmente no quería participar pero luego de que le llevaron un camión de dinero y mucho papeleo, accedió siempre y cuando su personaje muriera rápidamente. Y lo hace, y con él lo único que vale la pena de la cinta. De hecho sólo recuerdo que los humanos adoraban una bomba atómica, aunque aparentemente era más una cosa de navidad y pascua.

Escape del planeta de los simios

En la tercera película vemos a los Dres Zira y Cornelius viajando al pasado para prevenir la guerra, ¿o era para escapar de la guerra del futuro?, es irrelevante, sólo es una excusa para tener simios inteligentes en el mundo moderno; por algún motivo se decidió hacer de ésta cinta una comedia, lo cual, no es muy bien logrado quedando más como una curiosidad que deja la base para otra secuela.
 

La conquista del planeta de los simos

En la cuarta película, tenemos las aventuras de César, el hijo de Zira y Cornelius en un mundo donde todos los perros y gatos han muerto y ahora los humanos han decidido adoptar como mascota predilecta a los simios, mismos que han crecido y ahora caminan principalmente en dos patas, ah, también por algún motivo se les ha ocurrido usarlos como sirvientes.
 Huelga decir que ésto ha dado pie a una comparativa con el esclavismo, que quizá sea lo más rescatable de una cinta de otra manera irrelevante.

 La batalla con el planeta de los simos

 En la quinta cinta, ya casi sin dinero, ideas o mero interés por hacer algo interesante, decidieron que lo que se necesitaba era una guerra entre sobrevivientes humanos y un pueblo de simios; como es de esperarse con un presupuesto de tres pesos, sólo se limitaron a mandar un par de vehículos a embestir las enramadas de un grupo de simios armados. Sólo un verdadero fan podría aguantar ésta cosa.


De la adaptación de Tim Burton, sólo puedo decir que es una peli de Tim Burton y JAMÁS debió haber existido.



El planeta de los simios


Un científico, en su búsqueda de una cura para las enfermedades de degeneración mental desarrolla una posible cura, las pruebas en simios han demostrado su efectividad para mejorar las capacidades cognitivas del receptor, sin embargo, al utilizarla en humanos ésta pronto pierde su efecto, eventualmente y por algún motivo la mascota del investigador termina en un zoológico, donde éste simio inteligente tiene que vérselas con otros simios menos inteligentes aunque más violentos, eventualmente escapa y decide que lo mejor será hacer inteligentes a los demás simios con una lata de la cura milagrosa, después rescatan a otros simios del centro de investigación y el mejor plan que tienen es correr por enmedio de la ciudad causando destrozos en su camino al bosque. Lo cual no es más que una excusa para que un gorila ataque un helicóptero.
Así es, a nadie se le ocurre que un simio inteligente sería una increíble revolución en el mundo de la ciencia, o aún la investigación para mejorar el intelecto animal eventualmente podría ser aplicado en humanos, o grupos activistas que éstos simios deberían ganar estado legal como ciudadanos. Pero nada de eso importa, pues para la secuela tenemos...

La supuesta cura que mejoró a los simios ha mutado y ha causado una pandemia que ha diezmado a la población mundial. Al menos fué una buena excusa para justificar el que los humanos dejaran en paz a los simios desarrollar una civilización por sí mismos.

Ahora, los humanos están en problemas, pues no tienen electricidad y no pueden usar sus teléfonos ni tabletas, pues a nadie se le ocurre construír un generador de pedales, diesel, o de vapor o quizá símplemente buscar fotoceldas, no, la única forma de producir electricidad para un puñado de supervivientes en la ciudad es internarse en el bosque y echar a andar la hidroeléctrica abandonada, la cual no ha recibido mantenimiento en décadas, así que lo mejor será enviar un grupo diverso y multidisciplinario a realizar la reparación, ah, entre el grupo se incluye un técnico con una notable aversión a los simios, el cual no duda en atacarlos a la menor oportunidad. Lo cual eventualmente, como a todo personaje malvado, lo hace terminar muerto y aún así logran echar a andar la hidroeléctrica.

Todos están contentos, excepto los simios, que tienen diferencias en cuanto a las actitudes hacia los humanos, pues mientras unos prefieren dejarlos en paz, otros proponen exterminarlos, así que el líder de los segundos ataca al líder de la tribu y se corona como chango mayor y lidera un asalto a la armería de los humanos para posteriormente asaltar la fortificación humana. Si, los simios organizan una ola, eh, simiesca en contra de una fortificación lo cual no es más que una excusa para ver la carga de un simio a caballo con dos rifles automáticos.

Porque bueno, ¿qué podría ser más temible que un simio armado?.


Por supuesto los simios ganan, los humanos son encerrados, el otrora simio bueno revive y reta a su asesino, lo vence, pero es demasiado tarde, pues los humanos ya han pedido refuerzos, lo cual sólo puede significar una cosa, GUERRA.

Y si, ya viene la secuela.

Éste último reboot ha apostado por un enfoque en los efectos especiales y complejas escenas de batallas y combates, lo cual lo aleja bastante de la premisa de la cinta original, que resultaba más una crítica a lo que representa y significa lo humano, el orgulloso antropocentrismo de una creatura que ve a todo lo demás como inferior, orgullo que fué por igual su motor a las estrellas que motivo de su debacle; así pues de ésta tercera entrega, y en general del último reboot no podemos esperar más que una atracción veraniega convencional, en la que acción y explosiones apenas se ven ligados por tenues excusas de diálogo.


Pero bueno, con los efectos actuales, los changos se ven bien monos.